Mayores exportaciones para crecer 4% anual

"Este año, la Argentina va a tener un volumen de exportaciones menor que el de hace diez años. Pero para crecer al 3 o 4%, se necesitan US$ 3.000 millones de exportaciones adicionales por año".

Así lo afirmó Daniel Heymann, director del Instituto Interdisciplinario de Economía Política de Buenos Aires, en la apertura del VII Congreso Internacional de Ciencias Económicas, que la Universidad de Belgrano lleva a cabo este 19 y 20 de abril.

“Para crecer, hay que mover la exportación, pero con el tipo de cambio bajo es más difícil. Y si se quiere elevar el tipo de cambio, pega sobre la inflación, sobre el salario real y sobre la tasa de actividad. Cómo conciliar la inflación, la situación fiscal, la tasa de actividad y el salario es un desafío de política económica y debe analizarse en conjunto”, advirtió.

Con una visión de mediano plazo, el economista también afirmó que se requieren tres condiciones para que la Argentina salga del estancamiento: “Primero, hay que financiar el crecimiento, con un volumen de exportaciones que pueda pagar las importaciones. Segundo, incorporar el cambio tecnológico para aumentar la productividad. Y tercero, generar empleo de baja calificación, que funcione como cemento social”.

 

Al respecto, concluyó que el dinamismo de la economía primaria es condición necesaria pero no suficiente: “Incluso con el campo y con los servicios sofisticados no alcanza. Se necesita también alguna industria defensiva, intensiva en mano de obra, en especial en el Conurbano bonaerense”.

 

Efecto de las tarifas

 

La apertura del VII Congreso Internacional de Ciencias Económicas, también contó con las palabras de Fernando Navajas, investigador jefe de FIEL, quien se refirió a sus últimos estudios acerca del impacto de los aumentos tarifarios sobre la inflación.

 

“Las tarifas contaminan la inflación núcleo, es decir la de los precios no regulados ni estacionales. Pero ese impacto es transitorio. De hecho, los precios se aceleraron cuando se anunciaron los aumentos tarifarios en las primeras semanas de mayo y octubre del año pasado y de febrero de este año, pero luego esa aceleración se desactivó. Por lo tanto, el Banco Central hizo mal en reaccionar bruscamente (subiendo la tasa de interés)”, subrayó el economista.

 

En ese sentido, anticipó que “los aumentos tarifarios previstos para mediados de año van a impactar sobre la inflación núcleo”. Pero que no hay en el Gobierno, por “errores en la confección y coordinación de la política económica”, quién responda a la pregunta clave: “¿Cuánto?”.

 

“Las tarifas son demasiado importantes para dejarlas en manos de ministerios sectoriales y de los lobbies. Ni Energía ni el Banco Central hacen la cuenta de su impacto sobre la inflación, pero Hacienda debería hacerla”, completó.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades