Mayor financiamiento para Pymes

El Central habilitó a los bancos para efectuar operaciones de descuento en el sistema financiero oficial.

17 abril, 2000

El Banco Central habilitó a las entidades financieras para que operen en el segmento de descuentos de cheques y documentos ejecutivos de clientes que no estén habilitados para obtener financiamiento directo, con el propósito de canalizar esas operaciones a través del sistema formal.

La nueva modalidad operativa permite adelantar el pago de entre 10% y 30% de los documentos emitidos por deudores en situación normal y hasta 15% para los que tienen problemas no relevantes para el pago de sus deudas, en condiciones que deberán ser resueltas entre bancos y clientes.

Según informó el BCRA, esto permitirá a las entidades financieras facilitar el acceso al crédito institucionalizado de personas o empresas que actualmente no reúnan los requisitos para obtener financiamiento directo, pero que en sus operaciones comerciales habituales reciben en pago instrumentos de crédito.

El propósito es lograr una mayor canalización de operaciones crediticias hacia el sistema financiero y permitir que las empresas obtengan créditos a tasas de interés competitivas, en relación a las que actualmente deben afrontar fuera del mercado institucionalizado, apunta el diario El Cronista.

El procedimiento consiste en permitir el descuento, con responsabilidad para el cliente, de documentos con título ejecutivo de hasta 180 días de plazo; es decir que quedarán comprendidos los pagarés las letras de cambio, las facturas de crédito y los cheques de pago diferido.

El Banco Central habilitó a las entidades financieras para que operen en el segmento de descuentos de cheques y documentos ejecutivos de clientes que no estén habilitados para obtener financiamiento directo, con el propósito de canalizar esas operaciones a través del sistema formal.

La nueva modalidad operativa permite adelantar el pago de entre 10% y 30% de los documentos emitidos por deudores en situación normal y hasta 15% para los que tienen problemas no relevantes para el pago de sus deudas, en condiciones que deberán ser resueltas entre bancos y clientes.

Según informó el BCRA, esto permitirá a las entidades financieras facilitar el acceso al crédito institucionalizado de personas o empresas que actualmente no reúnan los requisitos para obtener financiamiento directo, pero que en sus operaciones comerciales habituales reciben en pago instrumentos de crédito.

El propósito es lograr una mayor canalización de operaciones crediticias hacia el sistema financiero y permitir que las empresas obtengan créditos a tasas de interés competitivas, en relación a las que actualmente deben afrontar fuera del mercado institucionalizado, apunta el diario El Cronista.

El procedimiento consiste en permitir el descuento, con responsabilidad para el cliente, de documentos con título ejecutivo de hasta 180 días de plazo; es decir que quedarán comprendidos los pagarés las letras de cambio, las facturas de crédito y los cheques de pago diferido.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades