Más autos y menos alimentos, la tónica industrial

El sector automotor explicará la mitad del total de la expansión industrial, que, en general, apunta a 3,3%. Metales básicos y metalmecánica, mejoran en comparación con el mal desempeño de 2012. La luz amarilla se enciende con los alimentos.

La industria mostrará signo positivo durante 2013, con la particularidad de que hay alerta por alimentos y bebidas, ya que el rubro en los primeros cinco meses del año tuvo una caída de 2,4%, pero así y todo existen variables que mejorarían en el segundo semestre, señala abeceb.com en su reporte semanal.
De acuerdo con los datos conocidos a través del Estimador Mensual Industrial (EMI) del Indec, a partir de abril se comenzó a observar algún repunte en la industria a nivel general. 
Esta tendencia se mantendrá hasta septiembre debido, sobre todo, a la baja base de comparación con lo que fue la dinámica de sectores muy importantes en los mismos meses del año pasado. 
Los sectores que más se beneficiarán de la comparación interanual son el automotor, el de metales básicos y la metalmecánica. 
Pero la que más pesa es claramente la industria automotriz, que por sí sola aportará 1,6 puntos porcentuales del 3,3% que se espera crezca la industria en general durante el 2013, es decir, el sector de autos explicará la mitad del total de la expansión industrial. 
El repunte de los patentamientos en el mercado local y las exportaciones a Brasil, que crecieron 44% en los primeros cinco meses debido al mejoramiento market share de los vehículos argentinos en ese mercado, son razones fundamentales en esta recuperación. 
El sector de los metales básicos se beneficiará de la reincorporación de parte de su capacidad instalada. 
En el segundo semestre de 2012 hubo una parada de plantas en las empresas siderúrgicas, lo que explica que para este período de 2013 se espere una suba en la comparación interanual. 
Igualmente, en noviembre de 2011 la inundación de las cabinas eléctricas en Aluar provocó una baja en la producción de aluminio en el primer semestre de 2012, una vez resuelto el inconveniente la comparación productiva el primer semestre de 2013 contra el del año anterior marcó, como era obvio esperar, una importante tasa de crecimiento.
Para la industria metalmecánica se prevé una recuperación debido al crecimiento en las ventas de maquinaria agrícola de producción local, que a su vez son impulsadas por la expectativa que genera la buena performance que registró la cosecha gruesa de la campaña 2012-2013. 
Y, aunque las ventas de electrodomésticos comienzan a desacelerarse al hacer un promedio general, algunos de los productos mantienen su nivel de ventas y en casos puntuales crecen, provocando un comportamiento heterogéneo en el sector.
Por otro lado, la preocupación para los próximos meses viene por el lado del vital sector de alimentos y bebidas, que tiene peso importante en el desempeño general de la industria, advierte abeceb.com.
Durante los primeros cinco meses del año se confirmó una caída de 2,4% debido al mal desempeño de la molienda de cereales y oleaginosas, además de la producción de lácteos y carnes. 
Es posible que se registre un repunte a partir del segundo semestre, sobre todo en la molienda, ayudada también por las perspectivas de la cosecha gruesa. También influyen en este sentido la suba del precio internacional de la leche y la tendencia a que se mantenga el consumo interno de carnes.
En el ciclo 2012/13, la producción estuvo entre las más bajas de los últimos 100  años. 
La poca disponibilidad de trigo está afectando seriamente a la industria  molinera, que tiene dificultades para conseguir la materia prima. Esto está  repercutiendo en los precios del trigo y de la harina. 
En el caso del trigo, el  precio interno actualmente está prácticamente doblando al precio internacional,  algo inédito teniendo en cuenta que Argentina siempre produjo muy por encima  de lo que consume. 
De hecho, actualmente en el mercado interno está más caro el trigo que la soja.
Debido a que están buscando garantizar el consumo del mercado interno (en torno de las 7 MT) y para tratar de descomprimir el incremento de los precios, el gobierno suspendió las exportaciones e harinas. 
Mientras que en 2012 se habían exportado unas 1,2 MT, este año se han exportado 100 mil toneladas y todo indica que no se autorizarán más ROEs hasta el final del año.
El fuerte incremento del precio del trigo ha generado que los molinos suban el precio de la harina, lo que a su vez repercute en el precio de distintos productos como el pan. 
En Santa Fe, por ejemplo, la asociación de panaderos decidió suspender las compras de harina durante una semana en busca de descomprimir los precios.
Comenzó la siembra de la nueva campaña 2013/14 y se proyecta un incremento en el área sembrada de trigo de cerca del 8%, la cual está más relacionada a una menor siembra de cebada por los malos resultados de calidad obtenidos la campaña pasada que en respuesta a los incentivos por parte del gobierno como ser la devolución de retenciones a los productores.
Carne bovina

Continuando la tendencia del 2012, el consumo per cápita sigue subiendo en 2013 y ya supera los 60 kg anuales en el primer cuatrimestre. Dado que actualmente el mercado interno consume casi la totalidad de lo que se produce, y que entre 2007 y 2009 el consumo estaba en torno de los 68 kg, podría continuar subiendo en los próximos meses.
La producción crece en 2013 a un mayor ritmo del que registró en 2012, año en donde se cortaron dos años consecutivos de caídas.
Si bien continúan con problemas, especialmente por caída de las exportaciones, los frigoríficos registran una leve recomposición del margen de rentabilidad en el mercado interno, ya que el precio del ganado en pie ha tenido una desaceleración de su incremento debido a una mayor oferta.
Desde octubre de 2012, la faena de hembras (indicador de la variación del stock) está en torno del 42%, un porcentaje elevado y que estanca el crecimiento que venían trayendo las existencias bovinas.
El continuo incremento de los costos, en especial los insumos alimenticios (el precio del maíz se encuentra elevado), están mermando la rentabilidad de los criadores. Estos no pueden mantener el mismo nivel de ganado y tienen que desprenderse de parte de las crías que obtienen, generando de esa manera una mayor oferta de animales que repercute en los precios del ganado en pie. Como contrapartida de esta mayor oferta, se frena el crecimiento del stock vacuno.
Molienda de Soja

La industria cuenta con un nivel de producción que fue unos 8 millones de toneladas superior a la registrada en la campaña anterior. Se espera una molienda de soja de 38,7 MT, un incremento de 15% con respecto al 2012.
Ante un mayor volumen de materia prima, se espera un mejor comportamiento tanto de la producción de aceite como la de harina.
Desde el punto de vista de la demanda internacional, se espera que sean los países asiáticos quienes traccionen las compras, tanto de aceite como de harina. 
Compensación por menor demanda europea
En el caso del aceite se espera un incremento de las exportaciones debido a la baja de las ventas de biodiesel a Europa por la imposición de un dumping que encarece el producto. Esto se resolverá a fines de año, pero se espera que la medida se mantenga. 
El incremento de las exportaciones de aceite dependerá de cómo se vaya comportando el precio del mismo, que actualmente ha registrado una caída debido a una sobreoferta de este producto, aceite que antes era usado en la producción de biodiesel.
El crecimiento final de la molienda en 2013 dependerá de la cantidad de grano que vendan los productores en un contexto de retención debido principalmente al atraso cambiario y la falta de alternativas de inversión.
Porcinos
Fuerte crecimiento de la producción de carne porcina en el primer cuatrimestre del año. El consumo per cápita se incrementa un 22% con respecto a 2012, alcanzando récords que ya superan los 10 kg anuales por habitante (el 2012 finalizó con un promedio de 8,6 kg/hab/año).
Caen 3% las importaciones, aunque no por Brasil (se incrementaron un 7,4% con respecto al primer cuatrimestre de 2012), sino el resto de los países de origen, principalmente los países europeos.
El desafío del sector será mantener este crecimiento a base de inversiones para optimizar los procesos de producción y buscar la expansión de la industria mediante las exportaciones. 
Actualmente se están generando estas nuevas inversiones y existen nuevos jugadores en el sector.
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades