Los commodities metálicos preparan un alza

Los precios de los commodities fueron afectados en 2013 por la apreciación del dólar, inducida por la suba de los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU. Este año podrían repuntar 5%.

Si bien los commodities energéticos subieron +4%, los metales preciosos cayeron -29%, los commodities agrícolas -22% y los metales básicos -9%, señala el informe realizado por Leonardo Bazzi y Gastón Sempere, de Puente.

 

Para 2014, el consenso de analistas espera una recuperación promedio de +5% para los commodities, gracias a un mayor crecimiento económico global, levemente por encima de la inflación global de 3,7% proyectada por el FMI. 

 

En particular, una mayor actividad industrial podría favorecer a los metales básicos.

 

Por otro lado, la demanda de los commoditiesenergéticos se mantendría sólida, aunque este efecto sería contrarrestado por una mayor producción de hidrocarburos no convencionales.

 

En el caso de los metales preciosos persistiría cierta volatilidad, ya que sus factores de oferta y demanda no logran por el momento influir significativamente en sus precios.

 

Por su parte, los commoditiesagrícolas continúan enfrentando excesos de oferta, pero estos ya estarían incluidos en las expectativas de los inversores, reduciendo su impacto en los precios.

 

Una vez que la Reserva Federal haya elevado su tasa de interés de referencia a su nivel de largo plazo (en torno a 4% anual, previsto según el organismo que podría suceder en más de tres años), los precios de los commodities podrían seguir subiendo, pero a un menor ritmo.

 

Esto coincide con las expectativas de precios de las empresas, que comenzaron a desacelerar la expansión de la inversión en capacidad productiva del sector (“súper-ciclo”).

 

No obstante, la inversión seguirá aumentando para satisfacer la demanda de una población mundial creciente.

 

“Súper-ciclo”

 

Un “súper-ciclo” de commodities no es un período en el que los precios suben ininterrumpidamente, sino que está relacionado con la inversión necesaria para expandir la capacidad productiva del sector. Esta inversión tiene en cuenta expectativas de precios de los commodities, que son inducidos por el consumo global.

 

El actual súper-ciclo de inversión comenzó en 1999, y se estima que podría extenderse hasta 2030. Aunque la etapa ascendente de la inversión del ciclo terminó entre 2011 y 2013, los precios de los commodities podrían seguir subiendo a un menor ritmo, una vez que la Reserva Federal haya elevado su tasa de interés de referencia a su nivel de largo plazo (en torno a 4% anual, previsto según el organismo que podría suceder en más de tres años). 

 

Esto se debe a que la capacidad productiva actual aún es reducida en relación a los requerimientos de demanda de energía, materiales y alimentos para las décadas de 2020, 2030 o 2050, cuando se espera que la población mundial alcance a 9.600 mn de personas, desde 7.200 mn actualmente.

 

 AGRO

 

Los precios del maíz continúan en bajos niveles, debido a la gran oferta que aportó la finalización de la cosecha en EEUU. Las exportaciones semanales de EE.UU. se ubican en el 75,4% del total proyectado para la campaña 2013-2014, por encima del promedio de los últimos cinco años (52,5%), y se estima que los inventarios podrían alcanzar su mayor nivel en ocho años. Aunque esto podría eventualmente reactivar la demanda de maíz para uso forrajero, este cultivo compite también con los bajos precios que está registrando el trigo.

 

En cambio, la demanda de este commodity para etanol continúa aumentando paulatinamente desde octubre. Por otra parte, en Argentina, la baja en los precios FOB redujo la brecha con los precios internacionales, mejorando la competitividad de las exportaciones argentinas.

 

Según el Ministerio de Agricultura, las compras de la cosecha de la campaña 2013-2014 fueron 1,48 mn de tn (-86% a/a).

 

 

Los precios internacionales de la cebada enfrentan ciertas presiones bajistas, debido a un aumento de la cosecha global, impulsada por Canadá y Australia. Según el Departamento de Agricultura de EEUU la cosecha y los inventarios globales de cebada serán 12,5 mn y 3,45 mn de tn superiores a los de la campaña pasada. En particular, los aumentos de la producción de Canadá y Australia aportaron 560.000 tn adicionales en exportaciones durante diciembre. No obstante, por el lado de la demanda, se registraron mayores importaciones el mes pasado por parte de China y Arabia Saudita, debido a los bajos precios. Por otra parte, en Argentina, la cosecha acumula un avance de 26,2% de la superficie proyectada, con un rinde promedio de 33,2 qq/ha, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. La entidad estima una cosecha total de 4,7 mn de tn, levemente por debajo de la campaña pasada.

 

 

METALES PRECIOSOS

 

El oro acumula una caída significativa en los últimos doce meses. Existen diversos factores que podrían aumentar la volatilidad del metal durante este año: i) la suba de los rendimientos de los bonos del Tesoro de EEUU a 10 años (que pasó de 1,7% en abril 2013 a 3% actualmente) y la consiguiente expectativa de apreciación del dólar, ii) la débil demanda de oro físico de la India (a pesar de la temporada reciente de festivales, donde la demanda física suele ser significativa) por la depreciación de la rupia y los nuevos aranceles a la importación, iii) grupos de inversores de Europa y EEUU están vendiendo sus tenencias de oro en los periodos de alza del metal. No obstante, el bajo riesgo de una crisis fiscal en EEUU durante los próximos dos años (gracias al reciente acuerdo) provee cierta estabilidad al precio de este metal.

 

 

La producción de plata está siendo impulsada principalmente por el crecimiento de las minas de plomo, zinc, cobre y oro (dos tercios de la producción de plata se obtiene de las minas de estos otros metales). No obstante la demanda de los inversores minoristas está cayendo (las tenencias de plata de ETFs y fondos comunes en EEUU y Europa cayeron 228 toneladas en noviembre y 70 toneladas en octubre). Aún si aumenta la demanda industrial (que representa el 55% de la demanda total de este metal) debido al mayor crecimiento económico en EEUU (+2,6%) y la Eurozona (+1%) para este año, se espera que su precio se mantenga estable.

 

 

METALES BÁSICOS

 

El precio del cobre subió en diciembre impulsado por una mayor actividad industrial global, que se mantendría en los próximos meses. Aunque la oferta y demanda de planchas (llamadas cátodos) de cobre actualmente están equilibradas, los analistas esperan un aumento de la oferta de cobre refinado en el 2T14 por parte de las siderúrgicas chinas, que podría presionar los precios a la baja en el 2S14. No obstante, la sólida demanda de cobre de EEUU y Europa principalmente en el sector inmobiliario y de transporte, contrarrestarían parcialmente dicho efecto.

  

El mercado del plomo es el único mercado dentro de los metales básicos, para el que se espera una demanda mayor a la oferta global durante 2014. Los bajos niveles de inventarios, los recortes de producción de las siderúrgicas y una sostenida demanda impulsarían los precios durante este año.

 

El mercado global del níquel pasaría de un exceso de oferta de 3% en 2013 a estar casi equilibrado en 2014. A pesar que el precio de este metal se mantuvo bajo durante 2013, los recortes de producción fueron moderados, dejando los inventarios elevados. En diciembre el precio repuntó por la potencial restricción a las exportaciones de este metal en Indonesia (uno de los principales productores) que se aplicaría a mediados de enero. No obstante, si la restricción no se aplicase, el precio podría sufrir correcciones a la baja.

 

 

ENERGÍA

 

En las últimas décadas, la demanda global de petróleo registró un aumento mayor que la oferta de los países no pertenecientes a la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (países ex-OPEP). Este año algunos analistas esperan que esta tendencia se revierta y la oferta de petróleo de los países ex-OPEP se expanda 3% a/a (su mayor crecimiento en 30 años), debido principalmente a la explotación de hidrocarburos no convencionales. Si esto sucede, entonces los países-miembro de la OPEP decidirían reducir su producción para que el precio del petróleo se mantenga estable. Con respecto a la demanda de petróleo como inversión, se prevé una caída gradual a medida que la Reserva Federal de EEUU aumente el retiro de estímulos monetarios. Debe destacarse que existen dos tendencias que reducen el crecimiento potencial de la demanda en el largo plazo: i) el envejecimiento de la población en los países desarrollados y, según el reporte de perspectivas 2014 de la Agencia Internacional de Energía, ii) las expectativas de que la eficiencia en el uso del combustible de los motores aumente más rápido que las distancias recorridas en vehículos.

 

 

 

El gasnatural se mantiene volátil y sin tendencia definida. Se espera un aumento en la demanda de los sectores de materias primas y algunos bienes industriales en EEUU debido a la expansión de la actividad manufacturera y a la abundante oferta de gas natural a bajos precios. El gas está aumentando poco a poco su participación en la matriz energética de EEUU como un combustible más económico y limpio que el carbón para la generación de energía. Sin embargo, a pesar de los anuncios de cierre de algunas plantas a base de carbón en EEUU, la demanda de gas no se incrementaría debido a estos cierres hasta 2015. Por otra parte, es probable que los ciudadanos de EEUU incrementen en los próximos años el número de conversiones de vehículos para que funcionen a gas natural (actualmente son 300.000 autos) debido a los altos precios del petróleo. No obstante estos posibles aumentos en la demanda, la abundante oferta de este commodity podría seguir presionando su precio a la baja.

 

 

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades