Los bancos de la City de Londres toman medidas

El hecho de que Gran Bretaña, gran centro financiero mundial, deje de pertenecer a la Unión europea tiene graves consecuencias para los bancos extranjeros instalados en la Citi. Pero ya se venían preparando, por las dudas.

De todos modos, esperan que los resultados no sean tan graves como temen. De hecho, la Bolsa de Nueva York, hoy viernes, tiembla pero no se desploma. Así informa hoy el diario El Independiente de España.          

 En realidad, aunque los mercados descontaban que los británicos votarían por quedarse en la Unión Europa, los bancos de inversión de la City londinense, con larga experiencia en sacudones, vienen preparando a sus clientes desde hace tiempo por las dudas de que hubiera una hecatombe. Y llegó la separación.

El UBS, HSBC, Morgan Stanley y Bank of America Merrill Lynch ya habían enviado a sus clientes en Reino Unido una serie de cartas avisándoles que estuvieran preparados para las turbulencias que podría haber al conocerse el resultado del referéndum.

La salida de Reino Unido de la UE sienta un hecho sin precedentes que no estaba contemplado en los estatutos fundacionales y que, además, pone en cuestión la propia estructura de Europa y puede provocar una reacción en cadena alimentada por el crecimiento de los populismos anti-europeos. El Banco de Inglaterra estaba en alerta desde hacía semanas.

 

Los bancos europeos asentados en Londres han avisado a sus clientes que no pueden garantizar la creación de mercado actuando como intermediarios entre compradores y vendedores. Si esto ocurre, el banco central deberá comprar activos como “creador de mercado de última instancia” como ya hizo en 2009. Entendían que, deganar el ´leave´, como ocurrió, los mercados vivirán el mayor periodo de volatilidad en décadas, especialmente en el forex, aunque también en los bonos, derivados y renta variable.

Así, los analistas de UBS han advertido que las mayores empresas del FTSE 100 entrarán en caída libre para perder hasta 350.000 millones de libras de su valor, mientras que HSBC les ha dicho a sus clientes que “este es un acontecimiento importante que va a impactar más en los mercados financieros aumentando la volatilidad y reduciendo el nivel de liquidez del mercado. Dada nuestra experiencia previa en eventos con impacto significativo en el mercado, estamos escribiendo a nuestros clientes para alertarles del riesgo de interrupción del servicio en consecuencia”,

Los bancos de inversión se están cubriendo las espaldas para no volver a vivir una situación de pánico como la de enero de 2015 cuando el Banco Nacional de Suiza inesperadamente eliminó el tope impuesto al franco suizo en 2011. En sólo 20 minutos la divisa se revalorizó 28% y los bancos se vieron incapaces de cubrirlo tras encontrarse mucho tiempo sin precios.

Información extraída del ¡Diario El Independiente de España

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades