Londres baja por Vodafone, Wall Street por un índice de expectativas

Los principales paneles neoyorquinos cerraban el mes perdiendo de 0,8 a 1%, por una suma de causas y menos confianza en el público. Por su parte, el índice Financial Times londinense caía 1,44% a causa de Vodafone (ver “Negocios”).

28 febrero, 2006

Lo de Wall Street es típico: tomarse muy en serio lo que dice el indice de confianza entre consumiodres, una medida de expectativas –sobre una muestra limitada- de tres a seis meses. En realidad, la clave es otra: Google señaló que el crecimientos de ventas (de avisos, claro) tiende a frenarse en su caso y en el sector de buscadores.

Un tercer factor se relaciona con insumos para clínicas y hospitales. Sus dos estrellas, Hospira y King Pharmaceuticals, han declarado ingresos por debajo de los que esperaban los analistas. Eso deja translucir problemas en el negocio de medicina rentada.

“La confianza del público es apenas un aspecto más, casi nunca el principal. La plaza accionaria arrancó muy bien el año, pero se le fue la mano y, ahora, busca cualquier pretexto para vender”. Así sostienen por lo menos cuatro firmas de valores que, hasta no hace mucho, vendían optimismo apoyándose, precisamente, en aquella estadística.

Por supuesto, la Reserva Federal es otra clave. El mercado empezó 2006 apostando a que terminaban los puntuales ajustes de 25 puntos básicos en las tasas referenciales. Pero siguieron. Aparte, Benjamin Bernanke advirtió que se veían tendencias inflacionarias en la economía física: sobreuso de capacidad instalada, gasto personal y burbuja inmobililiaria.

Volvendo al “psicoíndice”, cedió del máximo en tres años (106,8 puntos en enero)a 101,7%. Los gurúes a sueldo de Bloomberg –que no pegan una- pronosticaban 104 de media. Entre un mes y otro, pues, la estadística pergeñada por la Conference Board retrocedió 4,8%.

Lo de Wall Street es típico: tomarse muy en serio lo que dice el indice de confianza entre consumiodres, una medida de expectativas –sobre una muestra limitada- de tres a seis meses. En realidad, la clave es otra: Google señaló que el crecimientos de ventas (de avisos, claro) tiende a frenarse en su caso y en el sector de buscadores.

Un tercer factor se relaciona con insumos para clínicas y hospitales. Sus dos estrellas, Hospira y King Pharmaceuticals, han declarado ingresos por debajo de los que esperaban los analistas. Eso deja translucir problemas en el negocio de medicina rentada.

“La confianza del público es apenas un aspecto más, casi nunca el principal. La plaza accionaria arrancó muy bien el año, pero se le fue la mano y, ahora, busca cualquier pretexto para vender”. Así sostienen por lo menos cuatro firmas de valores que, hasta no hace mucho, vendían optimismo apoyándose, precisamente, en aquella estadística.

Por supuesto, la Reserva Federal es otra clave. El mercado empezó 2006 apostando a que terminaban los puntuales ajustes de 25 puntos básicos en las tasas referenciales. Pero siguieron. Aparte, Benjamin Bernanke advirtió que se veían tendencias inflacionarias en la economía física: sobreuso de capacidad instalada, gasto personal y burbuja inmobililiaria.

Volvendo al “psicoíndice”, cedió del máximo en tres años (106,8 puntos en enero)a 101,7%. Los gurúes a sueldo de Bloomberg –que no pegan una- pronosticaban 104 de media. Entre un mes y otro, pues, la estadística pergeñada por la Conference Board retrocedió 4,8%.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades