Ligero avance de la bolsa de Tokio

El índice Nikkei ganó 83,18 puntos (0,61%) y el barómetro general Topix subió 12,91 puntos (1,02%). Los mercados del Sudeste Asiático registraron resultados mixtos.

17 enero, 2001

(EFE).- La bolsa de Tokio registró hoy (miércoles 17) su cuarto ascenso consecutivo en un mercado confiado en que el gobierno permitirá que las empresas compren sus propias acciones y las registren como reservas.

Al término de la jornada el índice Nikkei ganó 83,18 puntos (0,61%) y cerró en 13.667,63 puntos, mientras que el barómetro general Topix subió 12,91 puntos (1,02%) y finalizó en 1.280,39 puntos.

El volumen de negociación bajó a 610 millones de acciones frente a los 619 millones intercambiados ayer.

La bolsa se apuntó hoy el cuarto ascenso consecutivo en Tokio por vez primera en tres meses aunque su alza ha sido moderada, sólo de 3,5%.

El Nikkei no sacudió a primera hora las ventas por la prudencia que hay en Tokio ante las discusiones del partido gubernamental, el Liberal Demócrata (PLD), que desde mañana estudiará medidas para impulsar el mercado.

Entre las propuestas, una estudia dinamizar el sistema de autocartera –vigente desde 1996– que permita a las empresas comprar sus propias acciones y mantenerlas en sus reservas.

“Alrededor de 1.600 empresas anunciaron su disposición a comprar sus propios títulos desde que la prohibición de hacerlo fue levantada hace cuatro años, pero hasta el momento menos de un tercio de ellas lo han hecho y las cantidades de dinero gastadas en ello fueron exiguas”, explicó un agente de la casa de valores Sakura.

Toyota Motor subió hoy 1,2% después de gastarse ayer 250.000 millones de yenes (alrededor de US$ 2.100 millones) para recomprar 75 millones de acciones y retirarlas del mercado.

La propuesta de facilitar la creación de la autocartera es relativamente reciente en Japón en comparación a otros países y la patronal japonesa Keidanren, que reclamó que se facilite, desea con ella impulsar a la bolsa.

De las 1.417 empresas en la lista de la primera sección bursátil de Tokio (Topix) los perdedores superaron a los ganadores por 703 a 559, con 155 más sin variar de cotización.

Por sectores subieron las empresas de telecomunicaciones y los bancos pero bajaron las de maquinaria, almacenaje y transporte por carretera.

Por su parte, las bolsas del Sudeste Asiático registraron hoy resultados mixtos, aunque predominó una tendencia negativa afincada principalmente en Manila.

En Filipinas, el índice PHISIX sufrió su mayor caída en 18 meses situándose en 1.458,63 puntos, después de perder 6% (93,16 puntos). Los inversores expresaron así su alarma ante el resultado absolutorio en el juicio que se sigue contra el presidente del país, Joseph Estrada, y que de momento se encuentra suspendido tras la dimisión de los abogados de la acusación. El peso alcanzó esta mañana su mínimo histórico y cotizó a 55,75 respecto al dólar estadounidense.

En Indonesia, la actividad bursátil tampoco permaneció ajena a las tumultuosas protestas estudiantiles para pedir la dimisión del presidente de la nación, Abdurrahman Wahid. El índice JCI del mercado de Yakarta cayó 0,42 puntos (0,10%) y cerró a 414,66 puntos.

En Singapur, el índice Straits Times finalizó a 1.891,38 puntos después de una bajada de 1,29% (24,64 puntos). Los operadores de la ciudad-Estado se quejaron de la apatía de los inversores a pesar de que los contratos a futuros en el Nasdaq parecían firmes.

En Hong Kong, la retirada de beneficios y el clima festivo ante la inminente celebración del Año Nuevo chino se combinaron en una jornada en la que el indicador de los 33 componentes descendió 101,67 puntos (0,66%) hasta los 15.261,48 puntos.

En Malasia, la sesión matutina estuvo marcada por una pequeña caída motivada por las especulaciones sobre un cambio en el gabinete del Gobierno. El índice KLCI del mercado de valores de Kuala Lumpur consiguió reponerse gracias a una subida de 0,36 puntos (0,05%) que lo fijaron a 679,65 puntos al cierre. Los analistas señalaron que el mercado espera noticias que confirmen la estabilidad antes de decidir nuevos movimientos.

En Taiwán continuó la bonanza entre los inversores en una prolongación de las ganancias de ayer provocadas por la posible reanudación de la cuarta central nuclear de la isla tras la declaración del Tribunal Supremo. A ello se sumó el protagonismo extranjero con lo que el índice ponderado TAIPEX escaló 107,01 puntos (1,89%) y se catapultó hasta los 5.769,95 puntos.

En Tailandia, las ganancias estuvieron lideradas por el sector financiero en una jornada en la que el índice SET de la plaza financiera de Bangkok aumentó 6,56 puntos (2,13%) para cerrar a 314,98 puntos.

(EFE).- La bolsa de Tokio registró hoy (miércoles 17) su cuarto ascenso consecutivo en un mercado confiado en que el gobierno permitirá que las empresas compren sus propias acciones y las registren como reservas.

Al término de la jornada el índice Nikkei ganó 83,18 puntos (0,61%) y cerró en 13.667,63 puntos, mientras que el barómetro general Topix subió 12,91 puntos (1,02%) y finalizó en 1.280,39 puntos.

El volumen de negociación bajó a 610 millones de acciones frente a los 619 millones intercambiados ayer.

La bolsa se apuntó hoy el cuarto ascenso consecutivo en Tokio por vez primera en tres meses aunque su alza ha sido moderada, sólo de 3,5%.

El Nikkei no sacudió a primera hora las ventas por la prudencia que hay en Tokio ante las discusiones del partido gubernamental, el Liberal Demócrata (PLD), que desde mañana estudiará medidas para impulsar el mercado.

Entre las propuestas, una estudia dinamizar el sistema de autocartera –vigente desde 1996– que permita a las empresas comprar sus propias acciones y mantenerlas en sus reservas.

“Alrededor de 1.600 empresas anunciaron su disposición a comprar sus propios títulos desde que la prohibición de hacerlo fue levantada hace cuatro años, pero hasta el momento menos de un tercio de ellas lo han hecho y las cantidades de dinero gastadas en ello fueron exiguas”, explicó un agente de la casa de valores Sakura.

Toyota Motor subió hoy 1,2% después de gastarse ayer 250.000 millones de yenes (alrededor de US$ 2.100 millones) para recomprar 75 millones de acciones y retirarlas del mercado.

La propuesta de facilitar la creación de la autocartera es relativamente reciente en Japón en comparación a otros países y la patronal japonesa Keidanren, que reclamó que se facilite, desea con ella impulsar a la bolsa.

De las 1.417 empresas en la lista de la primera sección bursátil de Tokio (Topix) los perdedores superaron a los ganadores por 703 a 559, con 155 más sin variar de cotización.

Por sectores subieron las empresas de telecomunicaciones y los bancos pero bajaron las de maquinaria, almacenaje y transporte por carretera.

Por su parte, las bolsas del Sudeste Asiático registraron hoy resultados mixtos, aunque predominó una tendencia negativa afincada principalmente en Manila.

En Filipinas, el índice PHISIX sufrió su mayor caída en 18 meses situándose en 1.458,63 puntos, después de perder 6% (93,16 puntos). Los inversores expresaron así su alarma ante el resultado absolutorio en el juicio que se sigue contra el presidente del país, Joseph Estrada, y que de momento se encuentra suspendido tras la dimisión de los abogados de la acusación. El peso alcanzó esta mañana su mínimo histórico y cotizó a 55,75 respecto al dólar estadounidense.

En Indonesia, la actividad bursátil tampoco permaneció ajena a las tumultuosas protestas estudiantiles para pedir la dimisión del presidente de la nación, Abdurrahman Wahid. El índice JCI del mercado de Yakarta cayó 0,42 puntos (0,10%) y cerró a 414,66 puntos.

En Singapur, el índice Straits Times finalizó a 1.891,38 puntos después de una bajada de 1,29% (24,64 puntos). Los operadores de la ciudad-Estado se quejaron de la apatía de los inversores a pesar de que los contratos a futuros en el Nasdaq parecían firmes.

En Hong Kong, la retirada de beneficios y el clima festivo ante la inminente celebración del Año Nuevo chino se combinaron en una jornada en la que el indicador de los 33 componentes descendió 101,67 puntos (0,66%) hasta los 15.261,48 puntos.

En Malasia, la sesión matutina estuvo marcada por una pequeña caída motivada por las especulaciones sobre un cambio en el gabinete del Gobierno. El índice KLCI del mercado de valores de Kuala Lumpur consiguió reponerse gracias a una subida de 0,36 puntos (0,05%) que lo fijaron a 679,65 puntos al cierre. Los analistas señalaron que el mercado espera noticias que confirmen la estabilidad antes de decidir nuevos movimientos.

En Taiwán continuó la bonanza entre los inversores en una prolongación de las ganancias de ayer provocadas por la posible reanudación de la cuarta central nuclear de la isla tras la declaración del Tribunal Supremo. A ello se sumó el protagonismo extranjero con lo que el índice ponderado TAIPEX escaló 107,01 puntos (1,89%) y se catapultó hasta los 5.769,95 puntos.

En Tailandia, las ganancias estuvieron lideradas por el sector financiero en una jornada en la que el índice SET de la plaza financiera de Bangkok aumentó 6,56 puntos (2,13%) para cerrar a 314,98 puntos.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades