Las protestas amenazan el futuro financiero de Hong Kong

Al cabo de siete meses de violencia callejera todas las actividades, incluida la bancaria, se ven afectadas en su accionar cotidiano. 

28 noviembre, 2019

Aunque las instituciones financieras siguen manteniendo que nada ha cambiado el negocio de Hong Kong luego de meses de confrontaciones entre manifestantes y policías, al menos un fondo de pensión ha alquilado una oficina al otro lado de la frontera. Dos de sus empleados, que viajan a diario desde China continental, habían sufrido ataques al cruzar en varias oportunidades y no se sentían seguros para asistir al trabajo.

 

En apariencia, los bancos internacionales como el HSBC o el Goldman Sach, los bancos británicos o las firmas legales norteamericanas y las Cuatro Grandes firmas de consultoría se mantienen firmes con el mensaje de que nada ha cambiado por las continuas manifestaciones y choques de grupos con la policía. Nadie quiere abandonar un lugar tan lucrativo para los negocios.

 

El estatus de Hong Kong está fuertemente protegido por cuatro factores : su facilidad para hacer negocios; su papel de nexo entre China y el resto del mundo; su sistema legal y la ausencia de alternativas viables.

 

Sin embargo, con los acontecimientos de los últimos meses, muchos advierten que el modelo tiene sus deficiencias. Las protestas ya entran en el séptimo mes y la ciudad está cayendo en la recesión. Las protestas están dejando una marca en el funcionamiento cotidiano de Hong Kong.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades