La vieja Morgan Stanley pretende curarse en salud

La antigua banca inversora subsistente – hoy reconvertida- está maquillando su régimen remuneratorio para jerárquicos. Busca rebajar bonificaciones anuales y aumentar sueldos. Pero las nuevas reformas que prepara el gobierno tienden a reducir ambas categorías de paga.

El directorio de Morgan Stanley aprob&oacute; un alza en salarios b&aacute;sicos de ejecutivos superiores y redujo aguinaldos por desempe&ntilde;o. As&iacute; lo ha comunicado a la <em>Securities &amp; Exchange Commission</em> (comisi&oacute;n federal de valores). Otras entidades financieras, empezando por <em>Union des Banques Suisses</em> (Nueva York) marchan en esa direcci&oacute;n. <br />
<br />
As&iacute;, al b&aacute;sico de John Mack (presidente ejecutivo de MS) continuar&aacute; en US$ 800.000 anuales o unos 15.385 semanales. Pero los de sus dos copresidentes (James Gorman, Walid Chammah) la igualar&aacute;n. Ninguno de ellos percibi&oacute; bonificaciones por 2008, pero sus salarios saltan de US$ 300.000 a esos 800.000. <br />
<br />
Eso significa un aumento nominal de 167% para los dos primeros, en un a&ntilde;o de crisis a pura p&eacute;rdida. Los b&aacute;sicos de Colm Kelleher (director financiero), Garrick Lynch (director jur&iacute;dico) y Thomas Nides (director administrativo) aumentan de US$ 250.000 a 750.000 anuales, o sea +200%. Algunos observadores se&ntilde;alan que ninguna de esas tres divisiones tiene que ver con resultados operativos. <br />
<br />
Morgan Stanley se&ntilde;ala que &ldquo;el nuevo esquema remuneratorio alcanza a managers superiores, directores ejecutivos y vicepresidentes (esto perpet&uacute;a un sistema de funciones confuso). El primer grupo pasa de un b&aacute;sico de US$ 200/250.00 a 300/400.000. Como proporciones de cada paquete remunerativo, van de 15/20% a 25/39%, mientras los directores ejecutivos lo hacen de 35 a 40%. En otras palabras, una cosm&eacute;tica que tal vez no impresione a la SEC y mucho menos a Barack Obama. <br />
<br />
A lo sumo, como la crisis financiera de 2008 fue precipitada por la toma de riesgos excesivos, los intermediarios de Wall Street tuvieron otra idea para ablandar al gobierno. Dados lo nexos entre esos riesgos y las bonificaciones desmedidas, &eacute;stas podr&aacute;n reclamarse de vuelta en casos de decisiones causantes de p&eacute;rdidas substanciales. <br />
<br />

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades