La Reserva Federal le hizo perder pie a Wall Street

Al suspender el compromiso de “mantener por un período considerable” las exiguas tasas actuales, el Sistema de Reserva Federal dio vuelta a Wall Street. En una hora, los paneles principales pasaron de ganar hasta 0,5% a perder hasta 1,64%.

En realidad, lo ocurrido fue que –tras la reunión mensual-, el comité de mercado abierto del SRF confirmó que los tipos referenciales de cortísimo plazo seguirán en 1% anual (mínimo desde julio de 1958). Pero el comunicado omitió, por vez primera en dos años, la frase “por un período considerable”.

Eso hace sospechar que, pese al año electoral y las ambiciones de George W.Bush, el banco central –comandado por un Allan Greenspan de pronto silencioso- podría retomar el alza de tasas básicas. Con ella, subirían los costos del crédito a las empresas y de la deuda de los propios norteamericanos, que pasa de US$ 4,8 billones.

Dado que el público viene aprovechando tasas hipotecarias bajísimas para tomar préstamos o renovarlos, el riesgo de intereses más caro puede disuadirlo de comprar casas -nuevas o usadas- y hacer refecciones. Máxime con un desempleo que sigue entre 5,7 a 5,8%, salarios inmóviles y otra ola de despidos.

Se explica, entonces, que constructoras de viviendas como Centex, KB Home o Pulte hayan encabezado este retroceso accionarios. “Tarde o temprano, el SFR iba a emitir esta señal. Sólo que el mercado se resistía a creerlo”, señala un informe de T.Rowe Price Growth Stock Fund, una cartera de US$ 5.800 millones.

Los índices Dow-Jones industrial y Standard&Poor’s bajaron 1,27%. El Nasdaq compuesto perdió 1,64%, lo cual hace entrever vulnerabilidades en las tecnológicas.

En realidad, lo ocurrido fue que –tras la reunión mensual-, el comité de mercado abierto del SRF confirmó que los tipos referenciales de cortísimo plazo seguirán en 1% anual (mínimo desde julio de 1958). Pero el comunicado omitió, por vez primera en dos años, la frase “por un período considerable”.

Eso hace sospechar que, pese al año electoral y las ambiciones de George W.Bush, el banco central –comandado por un Allan Greenspan de pronto silencioso- podría retomar el alza de tasas básicas. Con ella, subirían los costos del crédito a las empresas y de la deuda de los propios norteamericanos, que pasa de US$ 4,8 billones.

Dado que el público viene aprovechando tasas hipotecarias bajísimas para tomar préstamos o renovarlos, el riesgo de intereses más caro puede disuadirlo de comprar casas -nuevas o usadas- y hacer refecciones. Máxime con un desempleo que sigue entre 5,7 a 5,8%, salarios inmóviles y otra ola de despidos.

Se explica, entonces, que constructoras de viviendas como Centex, KB Home o Pulte hayan encabezado este retroceso accionarios. “Tarde o temprano, el SFR iba a emitir esta señal. Sólo que el mercado se resistía a creerlo”, señala un informe de T.Rowe Price Growth Stock Fund, una cartera de US$ 5.800 millones.

Los índices Dow-Jones industrial y Standard&Poor’s bajaron 1,27%. El Nasdaq compuesto perdió 1,64%, lo cual hace entrever vulnerabilidades en las tecnológicas.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades