La construcción suma, inmuebles no reaccionan

La construcción sigue recuperándose en los primeros nueve meses, pero persisten los problemas del sector inmobiliario que pueden terminar afectando aquel ciclo positivo, analiza abeceb.com.

14 noviembre, 2013

Si bien la mejora en el sector de la construcción en los primeros nueve meses de 2013 aún no es fuerte en términos de empleo, y el sector inmobiliario amenaza con afectar la actividad en el sector, casi todos los rubros registraron un avance, y que el comportamiento de los insumos estaría indicando que la tendencia positiva se mantendría en los próximos meses, señala en su último reporte Soledad Pérez Duhalde, economista coordinadora de Análisis Macroeconómico de abeceb.com.

 

En los primeros nueve meses de 2013, el sector logró avanzar un 4,6% con respecto al mismo período de 2012, cuando la actividad de la construcción había caído 2,7%. Se destaca el desempeño registrado en agosto (10,4% interanual), que resultó el segundo mes de mayor avance en lo que va del año (detrás del 11,4% anotado en abril).

 

Considerando la apertura por bloques, se observa que todos presentan un desempeño robusto.

 

En particular, los que más avanzaron fueron los bloques relacionados a la obra pública, como Obras de Infraestructura y Obras Viales –que acumularon un crecimiento interanual de 8,8% y 6,9% en lo que va del año, respectivamente- en línea con el fuerte incremento del gasto en capital en el período previo a las elecciones de octubre. Pero también se destaca el avance de proyectos del sector privado.

 

En este sentido, Edificios para Otros Destinos y Edificios para Viviendas mostraron una expansión acumulada de 5,7% y 3,6% respectivamente, impulsados en parte por ProCreAr, pero también por un contexto en el que las alternativas de inversión son acotadas y los inmuebles siguen operando como refugio de valor.

 

Mientras que el comportamiento de los insumos indicaría que la tendencia positiva de la actividad de la constricción podría prolongarse en los próximos meses. Si bien en todos los insumos se registran avances, los de mayor crecimiento son los asociados al inicio de obras (cemento portland, hierro redondo para hormigón, ladrillos huecos).

 

Por su parte, el asfalto –vinculado principalmente a la obra pública- acumula una suba de 6,8% en los primeros nueve meses del año, luego de haber registrado una contracción de 23,7% en el mismo período del año anterior. Esta es otra clara señal de que el gobierno sacó el pie del freno en lo referido a obra pública.

 

Sin embargo, la mejora en materia de actividad aún no llega a reflejarse plenamente en el nivel de empleo.

 

La cantidad de empleados registrados en la construcción continúa en deterioro. Luego de registrar una baja de 2,3% en los primeros ocho meses de 2012, acumuló una caída de 3,0% interanual en el mismo período del año corriente.

 

No obstante, en los últimos meses aparecen ciertas señales de repunte, con un incremento de 0,8% en agosto.

 

Inmuebles

 

En lo que respecta al mercado inmobiliario, la cantidad de actos continúa en franco deterioro, tanto en la Ciudad como en la provincia de Buenos Aires.

 

El lanzamiento del CEDIN ha resultado infructuoso para impulsar una recuperación del mercado inmobiliario, algo previsible teniendo en cuenta que su nivel de suscripción sólo alcanzó a una mínima porción de lo esperado por el gobierno.

 

Además, si bien es cierto que la estabilización de la brecha entre el dólar oficial y el paralelo ha contribuido a reducir la volatilidad en los precios, todavía no ha tenido lugar un ajuste significativo en el valor de las propiedades que permita cerrar el descalce entre oferta y demanda, que es lo que hoy impide el repunte del sector.

 

Así, luego de contraerse 23,6% entre enero y septiembre de 2012, la cantidad de actos inmobiliarios acumula una merma de 29,7% en los primeros nueve meses del año.

 

Aunque se espera cierta estabilización del mercado a medida que los agentes se vayan adaptando a las nuevas condiciones.

 

Con el acostumbramiento a las nuevas reglas del juego -vigentes desde la instalación del cepo cambiario-, se prevé que este ajuste de precios necesario para coordinar la oferta y la demanda comience a tener lugar.

 

De no ser así, la depresión que actualmente afecta al mercado inmobiliario terminará afectando a la actividad de la construcción.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades