La bolsa paulista prevé un futuro sensible

El Bovespa cerró en baja cuatro de las cinco sesiones de la semana, y registró una pérdida acumulada de 2,7%. El mercado está preocupado con la crisis política de Brasil, con la situación de la Argentina y el futuro del Nasdaq.

(EFE).- Los problemas políticos internos, la situación de la Argentina y las caídas del índice Nasdaq marcaron el comportamiento de la bolsa de San Pablo en la semana última bursátil, que terminó con una pérdida acumulada de 2,7%.

La rueda paulista cerró en baja cuatro de las cinco sesiones y su índice Bovespa perdió 458 enteros en la semana, para terminar situado en 16.123 puntos.

“El mercado está preocupado con la situación política”, dijo el analista Luiz Antonio Vaz, de la corredora Planner, en referencia a acusaciones de corrupción que intercambiaron líderes de los mayores partidos que apoyan al Gobierno del presidente brasileño, Fernando Henrique Cardoso.

Los inversores temen una ruptura de la coalición de Gobierno que impida la aprobación en el Congreso de los proyectos económicos en curso, pero esa posibilidad ha empezado a disiparse a medida que se reduce la intensidad de la guerra verbal entre los implicados.

Los factores externos, como la crisis argentina y los traspiés del Nasdaq, también volvieron a afectar a la rueda paulista, que después de ignorar durante algunas sesiones el comportamiento de otras plazas, volvió a sentir los efectos de la volatilidad externa.

El mercado paulista recibió con alegría el nombramiento de Ricardo López Murphy como nuevo ministro de Economía de la Argentina, pero el optimismo dio paso al escepticismo por la previsión de los analistas de que el funcionario tendrá dificultades para poner en marcha el ajuste fiscal que necesita el país.

“El problema está en que López Murphy encuentra resistencia fuera de la alianza de Gobierno”, opinó el analista Luis Fernando Lopes, del JP Morgan.

El conjunto de factores negativos para la bolsa de San Pablo en la semana se completó con los nuevos retrocesos del Nasdaq, que pese a que empezó la semana con ritmo ganador, terminó con la puntuación más baja de los dos últimos años.

Según los analistas, las pérdidas del Bovespa en la semana no fueron más altas por el empuje de las empresas del sector eléctrico, que en los dos últimos días cerraron con sustanciales ganancias por la decisión del Gobierno de agilizar su privatización.

(EFE).- Los problemas políticos internos, la situación de la Argentina y las caídas del índice Nasdaq marcaron el comportamiento de la bolsa de San Pablo en la semana última bursátil, que terminó con una pérdida acumulada de 2,7%.

La rueda paulista cerró en baja cuatro de las cinco sesiones y su índice Bovespa perdió 458 enteros en la semana, para terminar situado en 16.123 puntos.

“El mercado está preocupado con la situación política”, dijo el analista Luiz Antonio Vaz, de la corredora Planner, en referencia a acusaciones de corrupción que intercambiaron líderes de los mayores partidos que apoyan al Gobierno del presidente brasileño, Fernando Henrique Cardoso.

Los inversores temen una ruptura de la coalición de Gobierno que impida la aprobación en el Congreso de los proyectos económicos en curso, pero esa posibilidad ha empezado a disiparse a medida que se reduce la intensidad de la guerra verbal entre los implicados.

Los factores externos, como la crisis argentina y los traspiés del Nasdaq, también volvieron a afectar a la rueda paulista, que después de ignorar durante algunas sesiones el comportamiento de otras plazas, volvió a sentir los efectos de la volatilidad externa.

El mercado paulista recibió con alegría el nombramiento de Ricardo López Murphy como nuevo ministro de Economía de la Argentina, pero el optimismo dio paso al escepticismo por la previsión de los analistas de que el funcionario tendrá dificultades para poner en marcha el ajuste fiscal que necesita el país.

“El problema está en que López Murphy encuentra resistencia fuera de la alianza de Gobierno”, opinó el analista Luis Fernando Lopes, del JP Morgan.

El conjunto de factores negativos para la bolsa de San Pablo en la semana se completó con los nuevos retrocesos del Nasdaq, que pese a que empezó la semana con ritmo ganador, terminó con la puntuación más baja de los dos últimos años.

Según los analistas, las pérdidas del Bovespa en la semana no fueron más altas por el empuje de las empresas del sector eléctrico, que en los dos últimos días cerraron con sustanciales ganancias por la decisión del Gobierno de agilizar su privatización.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades