Katrina provocará un duro invierno en Estados Unidos

La economía afronta dos trimestres severos, por los daños del huracán –su costo puede superar los US$ 150.000 millones- y sus efectos en los precios petroleros. Según el gobierno, se resentirá el abasto de crudos, gas y naftas.

8 septiembre, 2005

“No hay duda de el próximo será un invierno duro”, adelantó Samuel Bodman, secretario de Energía y combustibles.“Sufrirán la economía norteamericana y los habitantes de todo el país”, añadió. Inquirido sobre la última versión respecto de costos totales del Catalina (US$ 150.000 millones), el alto funcionario no quiso comentar. Tampoco sobre el inminente huracán Ofelia.

Poco antes, la oficina informativa de esa cartera señaló que quienes calienten sus casas con gas natural pueden llegar a pagar 70% más este invierno. Eso ocurrirá en algunas regiones. Por su parte, las viviendas usuarias de petróleo para estufas pagarán 31% más. Dada la diversificación en fuentes de enerpia –lo cual explica por qué el término no sea sinónimo de “combustibles”- , la electricidad aumentará “apenas” 17%.

En otro plano, Bodman señaló que espera una abrupta caída en los precios de crudos (el WTI cedía ayer apenas de US$ 64,35 a 64,25%), respecto del récord nominal absoluto de 70,85%, registrado la semana pasada. “Este descenso acabará reflejándose en los combustibles, pero tomará un tiempo”.

“No hay duda de el próximo será un invierno duro”, adelantó Samuel Bodman, secretario de Energía y combustibles.“Sufrirán la economía norteamericana y los habitantes de todo el país”, añadió. Inquirido sobre la última versión respecto de costos totales del Catalina (US$ 150.000 millones), el alto funcionario no quiso comentar. Tampoco sobre el inminente huracán Ofelia.

Poco antes, la oficina informativa de esa cartera señaló que quienes calienten sus casas con gas natural pueden llegar a pagar 70% más este invierno. Eso ocurrirá en algunas regiones. Por su parte, las viviendas usuarias de petróleo para estufas pagarán 31% más. Dada la diversificación en fuentes de enerpia –lo cual explica por qué el término no sea sinónimo de “combustibles”- , la electricidad aumentará “apenas” 17%.

En otro plano, Bodman señaló que espera una abrupta caída en los precios de crudos (el WTI cedía ayer apenas de US$ 64,35 a 64,25%), respecto del récord nominal absoluto de 70,85%, registrado la semana pasada. “Este descenso acabará reflejándose en los combustibles, pero tomará un tiempo”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades