Japón anuncia represalias contra Estados Unidos

Japón notificó ayer (17 de mayo) a la Organización Mundial de Comercio (OMC) que planea imponer gravámenes a la importación de acero y subproductos provenientes de Estados Unidos.

18 mayo, 2002

El comunicado señala que la futura acción se origina en tarifas y recargos proteccionistas aplicados desde marzo por Washington.

Tokio impondrá gravámenes de hasta 100% ad valorem, lo cual equivaldrá a un total de US$ 4.880.000 adicionales. Sin embargo, el ministerio de Economía, Industria y Comercio aclaró que proseguirán las negociaciones en torno a las tarifas estadounidenses.

La medida anticipada forma parte de un esquema más amplio de represalias. Según el gobierno japonés, los recargos norteamericanos representan para su siderurgia costos extras por US$ 123 millones anuales. De ahí que el Sol Naciente esté por solicitar que la OMC arme una comisión investigadora, pues Tokio estima legalmente cuestionables las medidas de Washington.

Brasil y otros estados salieron en apoyo de la actitud nipona. El país sudamericano extendió las críticas a los nuevos subsidios en beneficio del sector agrícola estadounidense, a los cuales interpreta como instrumentos electorales. Sólo que este sector y de acuerdo con lo dicho ayer en Madrid por el presidente Fernando H. Cardoso, la Unión Europea “no puede tirar la primera piedra”.

El comunicado señala que la futura acción se origina en tarifas y recargos proteccionistas aplicados desde marzo por Washington.

Tokio impondrá gravámenes de hasta 100% ad valorem, lo cual equivaldrá a un total de US$ 4.880.000 adicionales. Sin embargo, el ministerio de Economía, Industria y Comercio aclaró que proseguirán las negociaciones en torno a las tarifas estadounidenses.

La medida anticipada forma parte de un esquema más amplio de represalias. Según el gobierno japonés, los recargos norteamericanos representan para su siderurgia costos extras por US$ 123 millones anuales. De ahí que el Sol Naciente esté por solicitar que la OMC arme una comisión investigadora, pues Tokio estima legalmente cuestionables las medidas de Washington.

Brasil y otros estados salieron en apoyo de la actitud nipona. El país sudamericano extendió las críticas a los nuevos subsidios en beneficio del sector agrícola estadounidense, a los cuales interpreta como instrumentos electorales. Sólo que este sector y de acuerdo con lo dicho ayer en Madrid por el presidente Fernando H. Cardoso, la Unión Europea “no puede tirar la primera piedra”.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades