Invertir en real estate, una salida a la crisis

La incertidumbre económica previa a las elecciones, los vaivenes en el precio del dólar y la consecuente desconfianza en la moneda local, han llevado a los inversores argentinos a desarrollar negocios inmobiliarios en el exterior.

23 octubre, 2019

Cada vez son más los argentinos que deciden invertir en el exterior para generar ingresos extra o conservar su poder adquisitivo y hacer frente a los embates de la crisis económica actual. En ese contexto, las inversiones en real estate son una opción, ya que pueden realizarse con diferentes alternativas como financiamiento colectivo y compras en pozo. Además, permiten una salida a través de la venta de los inmuebles, según un informe difundido por la consultora de comunicaciones Mauro&Estomba.

Estados Unidos es el país más elegido para desarrollar estos negocios. Ya sea por su cercanía con metrópolis como New York, por sus oportunidades laborales o por sus paisajes, entre las ciudades más codiciadas se encuentran Miami, Chicago, Atlanta, Virginia y Detroit.

Esta última es la ciudad más grande del estado de Michigan y ofrece oportunidades para el inversor. “En ella, se pueden adquirir propiedades bajo el formato llave en mano para destinar a la renta por valores inferiores al promedio nacional y que brindan un retorno de 10%”, señaló Marcelo Schamy, de IDG Homes Detroit, compañía que lleva 7 años en este mercado, tras haber operado en Atlanta y Florida en el mismo modelo de negocio.

Detroit se encuentra en pleno desarrollo económico y laboral, potenciado por la asociación del gobierno con compañías para generar espacios verdes, infraestructura industrial sustentable y vecindarios. Además, ofrece innumerables servicios tecnológicos, que la han convertido en un centro de innovación. Por sus calles ya circulan vehículos autónomos, que prometen transformar la movilidad y ampliar la oferta de empleo. En ese sentido, cada vez son más las compañías de diversos sectores (salud, defensa, industria aeroespacial, tecnología y logística) que se instalan en ella.

A partir de este proceso y de la saturación de algunos mercados la oferta de Detroit empezó a diversificarse: además de viviendas, existe la posibilidad de invertir en complejos multifamiliares, edificios de oficinas, locales comerciales e incluso, terrenos. Schamy destacó que esto “permite predecir un excelente retorno, pero con un riesgo todavía más acotado, dado que las oficinas ya se encuentran en funcionamiento y con contratos de alquiler vigentes, por lo que no se debe depender de la llegada de un inquilino para empezar a percibir ganancias”. Y agregó que, “pueden realizarse en forma individual o en sociedad, por lo que están abiertas al ingreso de diferentes perfiles de inversores”.

Quienes ya poseen una propiedad en EE.UU. pueden obtener una hipoteca sobre la misma y utilizar los fondos para realizar una operación simultánea, comprando una propiedad en otra ciudad. “Así, con la misma inversión de capital, un inversor podría ser dueño de dos propiedades y garantizar el retorno a través de la renta de la segunda”, explicó Schamy.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades