Histórica caída del Nasdaq

Por primera vez en dos años y medio cerró por debajo de los 2.000 puntos, y lleva perdido más de 60% desde su máximo histórico, hace un año. También se desplomó el Dow Jones.

12 marzo, 2001

(EFE).- Las bolsas de Nueva York cerraron hoy (lunes 12) con una fortísima tendencia a la baja, afectadas por las dudas sobre los resultados de empresas del sector de las nuevas tecnologías y el futuro de la economía.

El promedio industrial Dow Jones, el más significativo de Wall Street, bajó 436,37 puntos, equivalentes a 4,10%, hasta los 10.208,25, después del descenso de 1,97% del viernes.

El mercado Nasdaq, donde cotizan las grandes empresas de informática, nuevas tecnologías e Internet, se desplomó 129,39 puntos, equivalentes a 6,30%, hasta los 1.923,39, tras la caída de 5,35% que tuvo el viernes.

Esta es la primera vez, desde el 30 de noviembre de 1998, que el Nasdaq cierra por debajo de los 2.000 puntos, y con esta pérdida completa una caída de 61,9% desde el nivel máximo histórico de 5.048 puntos que anotó el 10 de marzo de 2000, hace exactamente un año.

Esta caída de más de 60% por ciento desde su nivel más alto es la mayor baja acumulada en los 30 años de historia del Nasdaq.

El S&P-500, que tiene en cuenta 500 empresas, perdió 53,26 puntos (4,32%), hasta 1.180,16, después de que el viernes cerrara con un descenso de 2,48%.

Con esta caída el S&P500 completa una baja de más de 20% desde su nivel máximo histórico de 1.527 puntos, lo que marca la entrada en un mercado de bajas conocido en Wall Street como un mercado de osos.

La última vez que el S&P se hundió en un mercado de osos fue en diciembre de 1987 y los analistas explican que cada vez que el S&P500 ha entrado en uno de estos ciclos de baja, le ha llevado, en promedio, 38 meses recuperarse.

El New York Stock Exchange, que incluye todos los valores que cambian de manos en la bolsa tradicional de Wall Street, bajó 23,02 puntos (3,66%), hasta 605,18, tras la baja de 1,61% registrada el día anterior.

Las acciones que cambiaron de manos sumaron unos 1.119 millones, de las que 693 subieron, 2.416 bajaron y 168 se mantuvieron sin cambios.

Los bonos del Tesoro a 30 años subieron de precio y el rendimiento, que se mueve a la inversa del valor, bajó hasta 5,30%, frente a 5,33% con que había cerrado el día anterior.

La caía de las bolsas ha estado asociada en los últimos días a las noticias de empresas, que han advertido de que no lograrán obtener los resultados que los analistas esperaban. En la sesión de hoy fue el turno fue de Cisco Systems y Ericsson.

Cisco informó el viernes que despedirá 8.000 empleados para reducir costos por la menor demanda que está generando la desaceleración de la economía estadounidense.

Por su parte, la empresa sueca fabricante de teléfonos celulares Ericsson informó que podría registrar pérdidas de hasta US$ 510 millones en el primer trimestre a causa de la debilidad en la economía estadounidense.

Para los expertos, el único alivio que podrían encontrar las bolsas sería una rebaja de tasas en la próxima reunión del máximo órgano de decisión de la Reserva Federal (banco central de Estados Unidos), el 20 de marzo.

Sin embargo, la esperanza de una agresiva rebaja de tipos ha sufrido varios vaivenes, pues las últimas cifras económicas parecen indicar una desaceleración, pero no la entrada en un período recesivo.

Este es el peor panorama posible para los analistas, pues reflejaría una economía los suficientemente débil como para dañar el desempeño de las empresas, pero no lo suficientemente como para obligar a las autoridades a rebajar los tipos de interés con la agresividad que algunos esperaban.

(EFE).- Las bolsas de Nueva York cerraron hoy (lunes 12) con una fortísima tendencia a la baja, afectadas por las dudas sobre los resultados de empresas del sector de las nuevas tecnologías y el futuro de la economía.

El promedio industrial Dow Jones, el más significativo de Wall Street, bajó 436,37 puntos, equivalentes a 4,10%, hasta los 10.208,25, después del descenso de 1,97% del viernes.

El mercado Nasdaq, donde cotizan las grandes empresas de informática, nuevas tecnologías e Internet, se desplomó 129,39 puntos, equivalentes a 6,30%, hasta los 1.923,39, tras la caída de 5,35% que tuvo el viernes.

Esta es la primera vez, desde el 30 de noviembre de 1998, que el Nasdaq cierra por debajo de los 2.000 puntos, y con esta pérdida completa una caída de 61,9% desde el nivel máximo histórico de 5.048 puntos que anotó el 10 de marzo de 2000, hace exactamente un año.

Esta caída de más de 60% por ciento desde su nivel más alto es la mayor baja acumulada en los 30 años de historia del Nasdaq.

El S&P-500, que tiene en cuenta 500 empresas, perdió 53,26 puntos (4,32%), hasta 1.180,16, después de que el viernes cerrara con un descenso de 2,48%.

Con esta caída el S&P500 completa una baja de más de 20% desde su nivel máximo histórico de 1.527 puntos, lo que marca la entrada en un mercado de bajas conocido en Wall Street como un mercado de osos.

La última vez que el S&P se hundió en un mercado de osos fue en diciembre de 1987 y los analistas explican que cada vez que el S&P500 ha entrado en uno de estos ciclos de baja, le ha llevado, en promedio, 38 meses recuperarse.

El New York Stock Exchange, que incluye todos los valores que cambian de manos en la bolsa tradicional de Wall Street, bajó 23,02 puntos (3,66%), hasta 605,18, tras la baja de 1,61% registrada el día anterior.

Las acciones que cambiaron de manos sumaron unos 1.119 millones, de las que 693 subieron, 2.416 bajaron y 168 se mantuvieron sin cambios.

Los bonos del Tesoro a 30 años subieron de precio y el rendimiento, que se mueve a la inversa del valor, bajó hasta 5,30%, frente a 5,33% con que había cerrado el día anterior.

La caía de las bolsas ha estado asociada en los últimos días a las noticias de empresas, que han advertido de que no lograrán obtener los resultados que los analistas esperaban. En la sesión de hoy fue el turno fue de Cisco Systems y Ericsson.

Cisco informó el viernes que despedirá 8.000 empleados para reducir costos por la menor demanda que está generando la desaceleración de la economía estadounidense.

Por su parte, la empresa sueca fabricante de teléfonos celulares Ericsson informó que podría registrar pérdidas de hasta US$ 510 millones en el primer trimestre a causa de la debilidad en la economía estadounidense.

Para los expertos, el único alivio que podrían encontrar las bolsas sería una rebaja de tasas en la próxima reunión del máximo órgano de decisión de la Reserva Federal (banco central de Estados Unidos), el 20 de marzo.

Sin embargo, la esperanza de una agresiva rebaja de tipos ha sufrido varios vaivenes, pues las últimas cifras económicas parecen indicar una desaceleración, pero no la entrada en un período recesivo.

Este es el peor panorama posible para los analistas, pues reflejaría una economía los suficientemente débil como para dañar el desempeño de las empresas, pero no lo suficientemente como para obligar a las autoridades a rebajar los tipos de interés con la agresividad que algunos esperaban.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades