Goldman Sachs: demasiadas regulaciones en la Eurozona

Lloyd Blankfein, amo de GS, no descarta abandonar oficinas allende el Atlántico, salvo Londres. La decisión se adoptaría si Bruselas se tornase demasiado exigente en materia de contralores. Así sostiene el Financial Times.

<p>A juicio de Blankfein, protagonista de maniobras ilegales con estad&iacute;sticas fiduciarias griegas (2001/09), &ldquo;la comisi&oacute;n europea proyecta estatuir normas incompatibles con los sistemas financieros de los pa&iacute;ses miembros. Nuestras actividades deben seguir siendo globales&rdquo;.<br />
<br />
Esta verdadera amenaza coloca a la mayor banca inversora privada del mundo en abierto desaf&iacute;o a diversas instituciones de la UE, la Eurozona, el eurogrupo (ministros de hacienda), el Banco Central Europeo y el Europarlamento. En realidad, el poderoso financista toma prestado un esquema geopol&iacute;tico de sus amigos ingleses: el &ldquo;espl&eacute;ndido aislamiento&rdquo; del siglo XIX.<br />
<br />
Por supuesto, Blankfein apoya &ldquo;el grado de coordinaci&oacute;n logrado entre diversas instancias internacionales este mismo a&ntilde;o&rdquo;. Pero lo hace s&oacute;lo para atacar a otro actor peligroso para el negocio: Beijing. &ldquo;Analizamos reducir participaci&oacute;n en el Banco Industrial &amp; Comercial Chino de 3,9 a 3,1%, o sea recobrar capital por unos US$ 2.050 millones&rdquo;.<br />
<br />
En este caso no median inquietudes pol&iacute;ticas ni presiones contra los europeos. M&aacute;s bien se trata de limitar lo que GS define como &ldquo;volatilidad que nos generan los bancos chinos&rdquo;. <br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades