Estados Unidos busca aumentar su producción de chips

Sólo 12% de todos los semiconductores se fabrican en ese país. Y en un mundo tan inestable como el que se vive los clientes están nerviosos.

Ese nerviosismo condujo a proyectos presentados en el Congreso para aumentar la producción interna de chips, con un apoyo de US$ 25.000 millones para investigación y manufactura.

Un informe dice que Apple estará a punto de abandonar a Intel como proveedor para los chips de sus Mac y fabricarlos in-house. Apple ya diseña procesadores para otros dispositivos pero para la producción depende fuertemente de TSMC, la compañía taiwanesa que hace chips con diseños de terceros.

La mayor parte de la producción de Intel se hace en Estados Unidos. En cambio TSMC prosperó concentrando su experiencia en investigación y desarrollo y su inversión en manufactura cerca de sus fronteras.

Una parte fundamental de la cadena de suministro de electrónicos afonta gran disrupción. China todavía está lejos de concretar su aspiración de convertirse en la gran fábrica mundial de semiconductores. Pero la guerra fría tecnológica que libra con Estados Unidos podría ser el catalizador político que necesita Washington para entrar en acción.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades