Escaso acceso argentino al comercio internacional

Argentina tiene un potencial exportador inmediato en 10 sectores: cereales, oleaginosas (y derivados), carnes (y sus manufacturados), automotores, minerales, químicos, farmacéuticos, frutas, hortalizas, y servicios, según DNI.

En un contexto de bajos precios internacionales y menor demanda en sus principales mercados, Argentina deberá iniciar un proceso de inserción de sus principales exportaciones en las cadenas globales de valor, señala el informe DNI número 118 que firma el director general de Desarrollo de Negocios Internacionales, Marcelo Elizondo.

 

Pero para lograrlo deberá tender a que las exportaciones de empresas argentinas no se dirijan (en su mayoría) a intermediarios, importadores o terceros desvinculados que luego derivan sus productos por su cuenta; o a que las relaciones comerciales de exportadores superen la metodología de operaciones spot; o a mantener relaciones estables en el mundo que no se interrumpan o afecten en el tiempo; y a planificar el desarrollo de atributos competitivos en empresas y productos y habilidades negociables en las estrategias, para desarrollar condiciones que permitan acceder a procesos mundiales de inserción productiva en CGV.

 

En el comercio internacional se han consolidado las cadenas globales de valor (CGV). Esa es una de las razones que llevaron a las exportaciones mundiales de mercancías de 2,03 billones de dólares en 1980 a 18,26 billones en 2011, momento a partir del cual se han mantenido en niveles de entre 18 y 19 billones de dólares (según los años) hasta hoy.

 

Desde la concepción del producto (investigación y desarrollo), pasando por la fabricación de los componentes, el ensamble o integración, y hasta llegar a la distribución y comercialización; la dinámica de distribuir alrededor del planeta los procesos de la industria ha dado lugar a la conformación de estas cadenas de producción internacionales.

 

Sostiene la UNCTAD que las cadenas de valor administradas por las empresas transnacionales ya representan el 80 por ciento del comercio mundial.

 

Y (a la vez) mientas en 1980 la economía mundial exportaba 17% de su producción, en 2008 avanzó hasta exportar el 27% de su producción, y en 2014 la economía mundial ya llegó a exportar nada menos que alrededor del 40% de su producción.

 

Y por ende la intervención de los países en desarrollo en el comercio global del valor agregado creció del 20 por ciento en 1990 al 30 por ciento en 2000, y hoy ya supera el 40%.

 

Pero según la OMC, poco más del 30% de las exportaciones argentinas ingresa en CGV (entre ellas, algunas de granos, frutas o automotores).

 

Mientras, la proporción de exportaciones que se vinculan con CGV es de más del 35% en el caso de Brasil, casi el 40% en Colombia, más del 40% en Perú, casi 45% en Costa Rica, por encima de 45% en México, y más del 50% en Chile.

 

Y la proporción de exportaciones que ingresa en CGV supera en 50% la proporción de las de Argentina en Indonesia, Arabia Saudita o Sudáfrica; y duplica la proporción argentina en los casos de Malasia, Corea o Taiwán.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades