Empresas globales para insertarse en el mundo

Es lo que necesita Argentina que exhibe una escasa inserción productiva externa.

Según el Banco Mundial, en 2017 solo 5 países tuvieron menor ratio de exportaciones/PBI que nuestro país, mientras a la vez somos el país con menor stock de inversión extranjera directa en la región y nuestro comercio internacional en su conjunto es el tercero más bajo del planeta en relación a la dimensión de la economía (ratio comercio internacional/PBI).

Argentina tiene una sistémica dificultad para el acceso a mercados externos (inversión, comercio, financiamiento, acceso a cadenas de valor).

En este trabajo de la consultora DNI, bajo la dirección de Marcelo Elizondo, se explica que una de las dificultades para esa mejor inserción es la escasez de empresas internacionales, las cuales no se han desarrollado en número ni en volumen suficiente en nuestro país por diversas razones, entre las cuales claramente pueden contarse la inestabilidad macroeconómica, la complejidad regulatoria, la escasez de un mercado de capitales de dimensiones relevantes, la baja profundidad del sistema financiero, el bajo stock de acuerdos internaciones comerciales o de promoción de inversión (y el incumplimiento hace un tiempo de muchos que estuvieron vigentes), la conflictividad internacional económica que por años predominó entre nosotros, la escasez de infraestructura para la internacionalización y la falta de una cultura en los diversos sectores de acción, poder e influencia en los negocios que enfoque las políticas privadas y públicas en miras a la internacionalización.

Todo esto se demuestra en el listado que el BM publicó hace algunas semanas y en el que se cuentan de menor a mayor los países de menor ratio comercio internacional/PBI medidos por el BM (Sudan es el de menor ratio en el mundo, Brasil el segundo y Argentina el tercero, y comparte lugares con economías poco calificadas como Pakistán, Etiopía, o Bangladesh).

Hay países a los que Argentina superaba en inserción internacional comercial hace 70 años, o aún países con los que Argentina pudo haberse comparado hace 40 años, que hoy superan al nuestro en materia de desarrollo de comercio emisivo.

Varias razones explican esto, y entre ellas está que Argentina no ha logrado una cantidad y calidad (envergadura) de empresas internacionales con atributos competitivos para desarrollar comercio dinámico en los últimos años.

En el mundo los países con economías más grandes lideran la generación de empresas más relevantes y ello conforma a esas economías en las más capaces de lograr inserción económica internacional.

 

Las empresas en Argentina

 

Según el Ministerio de Producción en el cuarto trimestre de 2017 la cantidad de empresas exportadoras (que supo llegar en 2006 a 15.075) fue de 6.328. Y en el total del año 2017 se computaron 9.529 empresas exportadoras. La cantidad de exportadoras fue de 5.890 en el primer trimestre de 2018.

En México existen más de 30.000 empresas exportadoras, en Brasil son casi 20.000, en Colombia más de 10.000, en Chile unas 8.000 y en Perú el número se acerca al de Chile. Argentina tiene, pues, menos exportadores que hace unos años y menos que economías con las que podría compararse.

Pero a la vez el problema no es solo de cantidad de empresas sino de dimensión de ellas. Así, la Argentina cuenta con pocas grandes exportadoras. Según estudios privados, en Argentina solo11 empresas exportan más de US$ 1.000 millones al año, apenas 17 empresas exportan más de US$ 500 millones anuales, nada más que 57 empresas exportan más de US$ 100 millones al año, y solo 95 empresas exportan más de 50 millones de dólares. Más aún solo 661 empresas exportan más de US$ 10 millones anuales (cifra de exportaciones menor si se analiza la dimensión usual de los negocios transfronterizos).

En Argentina 26 empresas exportan la mitad del total exportado (las mayores 10 empresas exportadoras exportan el 36% del total exportado) por lo que hay una cantidad escasa de grandes exportadores y una gran mayoría de empresas que exporta poco y por lo cual logran poca dimensión, escala o volumen para competir en el complejo mercado mundial.

Además hay pocos sectores con capacidad de generar grandes actores internacionales en el país.

Así, puede contarse además que de las principales 30 exportadoras argentinas (que explican más de la mitad del total de exportaciones) la mitad (15) son cerealeras o aceiteras, luego cinco son automotrices, dos son petroleras, dos son químicas, y luego se reparen entre diversos otros rubros las tres restantes.

 

Algunas causas del fenómeno

 

Una razón es la escasa tasa de inversión interna bruta fija que por años ha padecido Argentina (menor que el promedio de la región). En precios corrientes, en los últimos 5 años la tasa de IIBF ronda 17%, y aun subiendo a un 18% en este tiempo, se mantiene en niveles bajos.

Pero, en este sentido, lo relevante es que Argentina no ha acumulado inversión que justifique el incremento de magnitud de esas empresas, su internacionalización y el acceso a más capacidad para competir en el exterior.

Más aún, puede decirse en particular, y hablando de negocios internacionales, que debe contarse como causa de escasa internacionalización la baja recepción de inversión extranjera directa (IED) de Argentina en muchos años.

En 2017 Argentina recuperó recepción de inversión (con un salto grande en relación a bajísimos niveles recibidos en 2016) y superó los US$ 11.000 millones según CEPAL, en 2017, pero aún se mantiene como un país cuya recepción de IED en relación al PBI es baja.

Pero, como se señaló, aún con la recuperación de 2017, la recepción de IED argentina es menor al promedio de la región si se la compara con el PBI (según Cepal, menos de 2% en Argentina mientras en la región ronda 3,5% del PBI). Y lo es desde hace no pocos años.

Conviene advertir que (también según Cepal), y haciendo un análisis más histórico, el stock de inversión extranjera directa en Argentina (la referencia con la que se cuenta a la fecha es con datos de hasta 2016) es menor que en México, Brasil, Chile, Colombia y hasta que en Perú.

Pero a la vez Argentina es una economía con escasísima emisión de inversión extranjera, lo que hace que existan muy pocas multinacionales de origen argentino.

Las economías internacionalizadas cuentan con empresas multinacionales (las que no solo exportan sino que invierten en el exterior, o se asocian con empresas fuera de sus fronteras, llevado adelante etapas de procesos de producción y comercialización a través de mecanismos de multinacionalización).

Entre las principales 100 multinacionales latinoamericanas (conocidas como “Multilatinas”), 32 son brasileñas, 26 son mexicanas, 16 son chilenas, 11 son colombianas, solo 7 son argentinas, y 5 son peruanas.

Como se ve, Argentina carece de una cantidad de empresas multinacionales relevantes comparable con la dimensión de su economía.

Y esto está directamente vinculado con la escasa cantidad de exportadoras, el número muy menor de grandes exportadores, la escasez de empresas internacionalizadas y la dificultad de lograr actores con competitividad transfronteriza sostenible.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades