El rojo tiñó el balance estatal de 2014

La Administración Pública Nacional (APN) gastó más y recaudó menos de lo previsto originalmente en 2014, por lo que registró un déficit de $ 185.490 millones en lugar de un superávit de $ 830 millones, según ASAP.

27 febrero, 2015

Concluido diciembre de 2014, la ejecución presupuestaria de la Administración Pública Nacional (APN) muestra niveles de gastos muy superiores a los previstos originalmente en la Ley de Presupuesto 2014 (+31%), en tanto que el excedente de recursos percibidos respecto de los presupuestados fue de una magnitud inferior (9%).

 

Como consecuencia, el Resultado Financiero de la APN (base devengado) del ejercicio 2014 registra un déficit de $ 185.490 millones, en lugar de un superávit de $ 830 millones, como se había previsto inicialmente, conforme señala la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP en el informe de ejecución presupuestaria de la Administración Pública Nacional correspondiente adiciembre de 2014.

 

La ejecución de los gastos primarios de la APN alcanzó el 96,6% de los créditos vigentes, mostrando un incremento del 46,5% respecto de la registrada en 2013 (+$330.038 millones).

 

Por otra parte, la ejecución de los intereses alcanzó un porcentaje del 96,0%, registrando un alza interanual del 104% (+$ 43.239 millones).

 

Las modificaciones presupuestarias que se requirieron para reforzar las autorizaciones de gastos inicialmente previstas en el Presupuesto 2014 fueron instrumentadas principalmente a través de dos (2) Decretos de Necesidad y Urgencia, dado que el Poder Ejecutivo no está facultado para ampliar los gastos financiados con recursos de rentas generales ni para incrementar el endeudamiento.

 

También fueron aprobadas una serie de decisiones administrativas del Jefe de Gabinete de Ministros, haciendo uso de las facultades del vigente artículo 37 de la Ley de Administración Financiera, que prevé la posibilidad de incrementar gastos corrientes y de capital en detrimento de aplicaciones financieras.

 

Los incrementos estuvieron destinados a atender gastos no contemplados en el presupuesto original, como es el caso de la compra de acciones de YPF, como así también para reforzar las previsiones en materia de política salarial y previsional, y para asegurar la continuidad de los planes de inversiones y de las políticas de subsidios.

 

En el transcurso del ejercicio 2014, los subsidios económicos para empresas públicas, fondos fiduciarios y el sector privado (concentrados principalmente en las áreas de energía y transporte) totalizaron la suma de $ 178.600 millones, un 56% más que en 2013.

 

Con una incidencia muy inferior, aunque con un impulso mayor, las transferencias para el financiamiento de inversiones de los mencionados agentes económicos totalizaron más de $ 46.000 millones.

 

Comentarios sobre la ejecución de los ingresos

 

Los recursos corrientes y de capital de la Administración Pública Nacional alcanzaron un total de $ 938.694 millones durante el ejercicio 2014, lo cual constituye $ 78.282 millones más que la estimación inicial del Presupuesto (un 9,1% más), y $27.705 millones menos que el presupuesto de ingresos vigente, que alcanzó los $ 966.398 millones.

 

Los aumentos en el nivel general de precios (y de salarios) y la falta de actualización de los mínimos no imponible de algunos tributos, permitieron a la APN obtener entre Ingresos Tributarios y Contribuciones a la Seguridad Social un excedente de $ 37.300 millones.

 

A su vez, la remisión de utilidades del BCRA y, en menor medida, las ganancias de los activos de la ANSES llevaron a que las Rentas de la Propiedad superen en cerca de $ 36.500 millones el cálculo original, totalizando la suma de $ 121.000 millones aprox. (prácticamente el doble que en 2013).

 

Por su parte, los restantes rubros de los recursos mostraron, en conjunto, una variación de +$4.500 millones respecto de las estimaciones iniciales, principalmente por el excedente obtenido en Ingresos no Tributarios.

 

Con relación a la recaudación tributaria, los gravámenes que más aportaron al incremento fueron el Impuesto a las Ganancias (+$ 21.220 millones), las Contribuciones a la Seguridad Social (+$ 11.170 millones), el IVA (+$ 6.670 millones) y el Impuesto a los Débitos y Créditos en Cuentas Corrientes (+$ 5.100 millones).

 

A su vez, en términos relativos, el desempeño de Ganancias fue el más significativo, ya que recaudó casi un 18% por encima de lo previsto inicialmente, mientras que el resto de los impuestos relevantes tuvieron un sobrecumplimiento de entre el 4% y el 14%, con excepción de los vinculados al comercio exterior, ya que los Derechos de exportación totalizaron un 7,4% menos que la estimación original (- $ 6.330 millones) mientras que los de Importación estuvieron un 5,2% por debajo (-$ 1.570 millones).

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades