El gasto público del cuarto trimestre creció 50%

El Gasto Público Social ejecutado en 2014 totalizó $ 614.690,7 millones. Su alza interanual en términos corrientes fue de 37 %, menor que en los restantes gastos primarios (63 %). Subsidios a los servicios públicos, al tope.

El documento nº14 sobre el gasto social de la Administración Pública Nacional, correspondiente al cuarto trimestre 2014 elaborado por la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP) indica que el nivel de ejecución del GPS alcanzó 98.2 % del crédito vigente, superando en casi dos puntos porcentuales al del Gasto Público Total (96.5%) y en cuatro puntos porcentuales al resto de los gastos primarios (94.3%).

 

Demostró un buen desenvolvimiento financiero y una pareja ejecución de los programas. La participación del GPS en relación al gasto de la APN fue de 55 %, disminuyendo el nivel alcanzado en los dos años anteriores (2013: 60% y 2012: 59%).

 

Los programas sociales registraron en su gran mayoría el total uso del crédito.

 

La tendencia de crecimiento en la ejecución había comenzado en el tercer trimestre y culminó en el cuarto.

 

Muchos de estos programas se encuentran en la función “Promoción y Asistencia Social”, y estuvieron orientados a otorgar cobertura a la población vulnerable.

 

Además, se observó una relativa homogeneidad en el nivel de ejecución de la totalidad de los programas, mejorando sustantivamente los comportamientos de trimestres anteriores.

 

Los gastos de la Seguridad Social, que habitualmente motorizan el crecimiento, no aparecen en el cierre del 2014 entre los de mayor ejecución, ni seleccionados como los receptores de las mayores ampliaciones presupuestarias.

 

Las ampliaciones presupuestarias de los últimos cuatro años fueron muy significativas y crecientes: para la APN representaron casi un cuarto del presupuesto inicial en 2011 (23.3%); se redujeron en 2012 (17%) y retomaron su sendero ascendente en 2013 (24%) para alcanzar al máximo histórico del 36 % en 2014, ($ 305.178 mill).

 

De dicho total se asignaron ($ 160.778 mill) a los Sectores Económicos, duplicando su presupuesto original. Las asignaciones adicionales para los Sectores Sociales fueron de $ 97.999 mill, equivalentes a 18.6 % del crédito inicial; asignándose a la función Seguridad Social más de la mitad de las mismas ($ 51.528 mill), equivalentes a 13% de su presupuesto inicial.

 

El porcentaje de ejecución de las funciones y de los programas de impacto directo en la población fue alto.

 

La función Vivienda registró el 100% de ejecución, impulsada por la aceleración delos programas “Procre.ar”, “Techo Digno” y “Mejoramiento Habitacional Comunitario del Hábitat”.

 

La función Educación mejoró la performance de años anteriores, gastando el 99% del presupuesto vigente, promovido por las ejecuciones de “Desarrollo de Educación Superior” y por el “Fondo de Incentivo Docente”. Seguridad Social que es habitual observarla entre las funciones de mejor desenvolvimiento por el tipo de acciones que realiza, ejecutó 98.5%.

 

Por debajo del promedio del GPS, se encuentran las funciones Agua y Alcantarillado (97.8%), Ciencia y Tecnología (95.6%) y Salud (95.4%). A cinco puntos porcentuales del nivel del GPS (98.2 %) se ubica la función Trabajo con el 92.8% de ejecución.

 

Los programas de la función Seguridad Social, en la que se agrupan los programas de ANSES que habitualmente impulsan la ejecución hacia el alza, registraron niveles próximos al promedio del GPS.

 

Los programas “Prestaciones Previsionales” y “Atención a las Ex-Cajas Provinciales” ejecutaron 99% y 98% de sus créditos presupuestarios.

 

Las “Asignaciones Familiares” y la “Asignación Universal por Hijo” registraron ejecuciones del 97% y 98%, respectivamente. “Pensiones no Contributivas” del MDS gastó la totalidad de su crédito.

 

Los programas de subsidios personales – apoyo primordial para la política social – registraron una ejecución de $ 41.132 mill., equivalente al 97.6% del crédito vigente, y levemente por debajo del promedio del GPS (98.2%).

 

En términos generales, los programas de subsidios personales fueron implementados de manera aceptable en cuanto a su ejecución financiera y alcanzaron a aproximadamente diez millones de beneficiarios, dentro de los cuales la AUH (incluyendo embarazadas) tuvo la mayor representatividad (aprox. 3.500.000.); a los cuales deben adicionarse los beneficiarios de subsidios en especie (ayudas alimentarias, libros, útiles, etc.).

 

El crédito inicial de los programas de subsidios personales se vio incrementado en $12.469mill, siendo la “Asignación Universal por Hijo” y “Conectar Igualdad” los que recibieron los mayores incrementos: $4.979mill y $2.180mill., respectivamente.

 

El programa “Progresar”, creado en enero de 2014, percibió un crédito presupuestario de $2.500 mill.

 

En cuanto a la ejecución de los programas, sobresalieron “Seguridad Alimentaria” con 100%, seguido por “Promoción y Protección Integral de los Derechos de los Niños” con el 99.7%, la “Asignación Universal por Hijo” (98.3%) y Familias para la Inclusión Social (98%).

 

Los restantes programas se encontraron debajo de dicho ratio, destacándose por los menores niveles de ejecución relativos, “Complemento a las Prestaciones Previsionales (90.9%), “Seguro de Desempleo” (92%) y “Acciones de Empleo” (94.5%).

 

El total de las “Actividades Centrales” de los ministerios que poseen programas sociales alcanzó los $ 14.936 mill., equivalentes al 2.4 % del total del GPS.

 

En cuanto a la magnitud, sobresalen las “Actividades Centrales” de la ANSES,($ 9.203 mill.) con una ejecución del 94 %. El crecimiento de las mismas fue, en términos porcentuales, de 33% respecto al cuarto trimestre del año 2013, coincidiendo con el incremento de las “Prestaciones Previsionales” (33%).

 

El monto de las “Actividades Centrales” representa el 2.6 % del gasto de la ANSES y las actividades están orientadas en un 62 % al Otorgamiento y Gestión de Prestaciones y Servicios de la Seguridad Social, en un 13 % a la Administración y al Apoyo Logístico, un 9.7 % a la Dirección Superior, y el resto a Proyectos y a la Administración del Fondo de Sustentabilidad del SIPA.

 

Las correspondientes al MDS devengaron$ 1.780 mill., con un ratio de ejecución del 98 %; las correspondientes al MSAL fueron 755 mill. (97 % de ejecución); Presidencia de la Nación ejecutó $ 921 mill. en sus “Actividades Centrales” con una ratio del 98 %.

 

Las “Actividades Centrales” de CNEA, CONICET, Superintendencia de Servicios de Salud, INTA, MEDUC y MTEySS ejecutaron, en conjunto, $2.277 mill.

 

El programa “Acciones de Empleo” al finalizar el cuarto trimestre devengó $ 2.133 mill. con una ejecución del 94.5 %, casi cuatro puntos porcentuales por debajo del promedio del GPS.

 

El cumplimiento de las metas físicas fue heterogéneo. La actividad Empleo Transitorio alcanzó el 77 % de la programación y el Seguro de Capacitación y Empleo, el 59 %.

 

El programa “Acciones de Capacitación Laboral” registró una ejecución financiera de $ 907 mill., 96 % del crédito presupuestario, recuperando los atrasos de los trimestres anteriores.

 

La actividad Asistencia Técnica y Financiera para la Terminalidad Educativa, superó las metas físicas previstas para el año, en virtud de las acciones desarrolladas en el cuarto trimestre.

 

El cumplimiento de las metas de la actividad Capacitación Laboral supero los niveles anuales previstos (109%) en tanto la Asistencia Financiera a Jóvenes Desocupados se cumplió parcialmente.

 

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades