El gas natural licuado se independiza del petróleo

Durante muchos años el gas natural se consideraba un subproducto, de poco valor, de la extracción de petróleo crudo. Cuando a partir de 1920 se hizo evidente que era una valiosa fuente de combustible, comenzó la historia del gas natural licuado (GNL) que es gas natural que ha sido procesado para ser transportado en forma líquida.

Se calcula que este año el gas natural licuado podría superar al mineral de hierro como el segundo producto físico más valioso después del petróleo, según un análisis de Goldman Sachs, donde calculan que su exportación le significará a Estados Unidos unos US$ 12.000 millones.

 

Esta perspectiva ha movilizado a toda la comunidad de agentes de commodities que advierten el aumento de la actividad y buscan contratos basados en el actual precio del gas, conocido como el precio spot.

 

La terminal Sabine Pass de Cheniere Energy, en Luisiana , se prepara para despachar en diciembre su primer buque tanque de LNG que llevará shale gas norteamericano a distintos mercados en el mundo en un momento en que aumenta la demanda de ese combustible. Pero Cheniere no utiliza el precio spot. Su fórmula para fijar el precio está ligada al precio referencial del gas natural norteamericano del Henry Hub (un sistema de cañerías para la distribución del gas natural en Louisiana propiedad de Sabine Pipe, subsidiaria de Chevron. Debido a su importancia, presta su nombre al sistema de fijación de precios en los contratos a futuro para venta de gas natural que se negocian en la New York Mercantile Exchange).

 

Ahora es probable que los contratos ya no se estructuren más por plazos, digamos, de diez años. La oferta va en aumento y los precios del GNL se despegan del petróleo.

 

Es muy probable que la disponibilidad de exportaciones norteamericanas sea lo que en última instancia determine los precios en todo el mundo, dijo David Thomas, presidente de la comercializadora de gas licuado Vitol, uno de los más grandes agentes de commodities del mundo.

 

Los contratos de corto plazo, o spot, ya representan entre 30 y 35% de todo el mercado, aunque esto incluye muchos acuerdos con una duración de menos de cuatro años.

 

Las perspectivas de las exportaciones nortemericanas y la aparición de reservas en Australia aumentarán una mitad más la oferta global de GNL en los próximos 4 años hasta llegar a alrededor de 150metro cúbicos, según algunos analistas

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades