El campo podría beneficiarse con el Niño

La corriente del Niño deberá favorecer a la agricultura, según revela un análisis de Thomson Reuters* acerca del panorama mundial de los cultivos y cosechas frente a la corriente del Niño.

De acuerdo con Corey Cherr, directora global de Investigación y Pronósticos para la Agricultura y el Clima de Thomson Reuters, el fenómeno de El Niño, caracterizado por el calentamiento de las temperaturas de la superficie del Océano Pacíficoque a su vez provoca  sequías en algunas partes del mundo y copiosas lluvias e inundaciones en otras zonas, agrega incertidumbre a los mercados de materias primas y energía.

“Según las previsiones meteorológicas, el fenómeno se extenderá por lo menos hasta finales de este año y creemos que será más fuerte al menos en la primera mitad de la temporada. La tendencia en el tiempo se reduce”, afirmó Corey Cherr. No obstante  la fuerza del fenómeno, la producción agrícola sería beneficiada en algunas zonas del mundo, como es el caso de la zona de producción de soja en los EE.UU., la cual ya se ha beneficiado con las fuertes lluvias de las últimas semanas.

De acuerdo con su estimación, la cosecha de Estados Unidos, cuya siembra ya alcanzó 71% de la zona reservada para el grano, debería acercarse a las 108.000,000 de toneladas, el mismo volumen cosechado por los productores estadounidenses en la temporada de entre 2014 y 2015. Dicha proyección supera la última estimación del Departamento de Estados Unidos de Agricultura (USDA), que calcula una cosecha de 104,78 millones de toneladas para el nuevo ciclo.

En otros países de Latinoamérica como Brasil, el fenómeno podría contribuir a que los productores cosechen, en el ciclo 2015/16, más de 100 millones de toneladas de granos, mientras que en Argentina el analista apuesta por una mejora de la producción, pues la cosecha podría  ser superior a 60 millones de toneladas. Para la producción sudamericana de cereales, Cherr no trazó proyecciones, pero señaló que el fenómeno debería tener un impacto positivo sobre todo en la época de “fuera de temporada” de Brasil.

El impacto de El Niño en la producción de trigo traería el panorama más negativo para los cultivos en Ucrania y Rusia, ya que los mismos presentan una caída potencial del 15% al 20% en relación con el fenómeno. No obstante, Cherr señaló que los productores de Europa del Este todavía están sembrando la cosecha de invierno y falta tiempo para el inicio de las actividades del próximo ciclo. El analista también señaló que otro cultivo que puede ser afectado es el de palma en Indonesia y Malasia. “Hay una caída potencial del 15% al 20% en el caso de que tengamos un fenómeno de El Niño muy fuerte”, indicó.

La NOAA (Agencia Americana de análisis atmosférico) confirmó el 2 de junio la formación del fenómeno, lo que refuerza el diagnóstico realizado hace tres semanas por la oficina meteorológica en Australia. * Thomson Reuters es el proveedor líder mundial de soluciones e información inteligente para empresas y profesionales.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades