EE.UU.: el PBI marcó el menor ritmo abual desde 2003

Según el departamento federal de comercio, el lapso enero-marzo resulto el más flojo en cuatro años para el producto bruto interno. Pero, al mismo tiempo, un indicador de gastos personales seguía contrayéndose.

30 abril, 2007

En otras palabras, ahora los mercado vislumbras una perspectiva inquietante: estancamiento. Así, el PBI avanzó a razón de apenas 1,3% anual en el primer trimestre, exiguo nivel que nadie esperaba. Mucho menos , los gurúes de Wall Street, mesmerizados por el alza de paneles accionarios.

La cifra de enero-marzo es casi la mitad de la marcada en el IV trimestre de 2006 (2,5% anual, en sí nada espectacular). Tampoco llegó al módico 1,8% pronosticado por los analistas bursátiles. El silencio de medios y espacios asociados a la especulación, respecto de ese 1,3%, lo dice todo. Una de las causales es el gasto del público, que comienza a agrietarse debido al alza de combustibles en Estados Unidos.

Durante el primer trimestre de 2006, el PBI ascendía a razón de 4,2% anual (no el desaforado 5,6% que dibujaban en Wall Street). Después sobrevinieron el desinfle de la burbuja inmobiliaria y la crisis de hipotecas usurarias, a la cual algunas firmas de valores y varios analistas tratan de quitarle relevancia. Entretanto, el gasto familiar se contrajo 15% en enero-marzo, tras haberlo hecho 19,8% en el IV trimestre de 2006 y 18,7% en el tercero. Sorprende que semejantes estadísticas hayan quedado en segundo plano.

En otras palabras, ahora los mercado vislumbras una perspectiva inquietante: estancamiento. Así, el PBI avanzó a razón de apenas 1,3% anual en el primer trimestre, exiguo nivel que nadie esperaba. Mucho menos , los gurúes de Wall Street, mesmerizados por el alza de paneles accionarios.

La cifra de enero-marzo es casi la mitad de la marcada en el IV trimestre de 2006 (2,5% anual, en sí nada espectacular). Tampoco llegó al módico 1,8% pronosticado por los analistas bursátiles. El silencio de medios y espacios asociados a la especulación, respecto de ese 1,3%, lo dice todo. Una de las causales es el gasto del público, que comienza a agrietarse debido al alza de combustibles en Estados Unidos.

Durante el primer trimestre de 2006, el PBI ascendía a razón de 4,2% anual (no el desaforado 5,6% que dibujaban en Wall Street). Después sobrevinieron el desinfle de la burbuja inmobiliaria y la crisis de hipotecas usurarias, a la cual algunas firmas de valores y varios analistas tratan de quitarle relevancia. Entretanto, el gasto familiar se contrajo 15% en enero-marzo, tras haberlo hecho 19,8% en el IV trimestre de 2006 y 18,7% en el tercero. Sorprende que semejantes estadísticas hayan quedado en segundo plano.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado