Dólar: sorpresivo récord en el déficit comercial y avance del yen

Inesperadamente, el rojo comercial norteamericano saltó de US$ 66.000 millones en septiembre a 68.900 millones en octubre (+4,4%), Este récord y la confianza en la economía japonesa castigaron el dólar como nunca desde 2000(14-XII).

14 diciembre, 2005

En el caso japonés, el banco emisor no logró detener el brusco deterioro del dólar. En realidad, fue un fuerte avance del yen, generado por un repunte de la confianza empresaria en la economía. Por cierto, los índices Tankan aumentaron en diciembre a 17 puntos (general) y a 21 (industrial), o sea más de 10% sobre septiembre. Este desempeño no tiene parangón desde 1990, cuando la burbuja de entonces empezaba a pincharse.

Pero el gran impulso al yen provino de Estados Unidos. Según el departamento federal de Comercio, en octubre el dpeficit comercial subió 4,4%, de US$ 66.000 millones el mes previo al inesperado récord de US$ 68.900 millones. Los sesenta gurúes de Bloomberg’s, como siempre, la pifiaron estimando US$ 62.900 millones: o sea, una baja de 4,7% (fue al revés).

En semejante clima, el dólar cayó de ¥ 120 a 116,90 (-2,6%). Se trata del máximo declive diario desde el 1 de marzo de 2000 (2,8% en aquella ocasión). Por supuesto, el euro avanzó de US$ 1,194 a 1,204 (0,8%).

Algunos estrategas cambiarios, a la inversa, habían dejado de lado –hace casi un año- pronósticos sobre reacción del yen contra el dólar. Como sus ahora colegas comerciales, otra banda de arúspices contratada por Bloomberg’s prometíaa, hace justo doce meses, un dólar a apenas ¥ 98,35 para fines de 2005.

Con estos números y apostando a que la Reesrva Federal atenúe el ritmo de ajustes en la tasas básicas, Merrill Lynch espera un dólar enapenas ciene yenes para septiembre. Pero también la mayor firma de valoren en Wall Street metió la pata: en enero aseguraba un dólar en apenas ¥ 91 para fin de este año.

En el caso japonés, el banco emisor no logró detener el brusco deterioro del dólar. En realidad, fue un fuerte avance del yen, generado por un repunte de la confianza empresaria en la economía. Por cierto, los índices Tankan aumentaron en diciembre a 17 puntos (general) y a 21 (industrial), o sea más de 10% sobre septiembre. Este desempeño no tiene parangón desde 1990, cuando la burbuja de entonces empezaba a pincharse.

Pero el gran impulso al yen provino de Estados Unidos. Según el departamento federal de Comercio, en octubre el dpeficit comercial subió 4,4%, de US$ 66.000 millones el mes previo al inesperado récord de US$ 68.900 millones. Los sesenta gurúes de Bloomberg’s, como siempre, la pifiaron estimando US$ 62.900 millones: o sea, una baja de 4,7% (fue al revés).

En semejante clima, el dólar cayó de ¥ 120 a 116,90 (-2,6%). Se trata del máximo declive diario desde el 1 de marzo de 2000 (2,8% en aquella ocasión). Por supuesto, el euro avanzó de US$ 1,194 a 1,204 (0,8%).

Algunos estrategas cambiarios, a la inversa, habían dejado de lado –hace casi un año- pronósticos sobre reacción del yen contra el dólar. Como sus ahora colegas comerciales, otra banda de arúspices contratada por Bloomberg’s prometíaa, hace justo doce meses, un dólar a apenas ¥ 98,35 para fines de 2005.

Con estos números y apostando a que la Reesrva Federal atenúe el ritmo de ajustes en la tasas básicas, Merrill Lynch espera un dólar enapenas ciene yenes para septiembre. Pero también la mayor firma de valoren en Wall Street metió la pata: en enero aseguraba un dólar en apenas ¥ 91 para fin de este año.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades