Crecen las inversiones en energías renovables

Las petroleras se están apretando el cinturón e invierten menos. Las inversiones en energías renovables, en cambio, se aceleran cada vez más.

Saudi Aramco informó una caída de 44% en sus ganancias netas durante 2020 gracias a la pandemia. Con pocas probabilidades de que repunte la demanda global de petróleo hasta por lo menos 2022, la compañía dijo que tendrá que reducir US$ 10.000 millones sus planes de inversión. Exxon anunció también un recorte similar de inversión a principios de este mes. Paralelamente, el gasto en parques solares y eólicos marca nuevos récords. El gasto en petróleo y gas podría subir un poco con una recuperación económica post pandemia, pero la brecha que separa al sector con el de las energías renovables se irá cerrando a medida que las petroleras deben hacer frente a la contracción del mercado a largo plazo.

Saudi Aramco perdió el título de compañía más rentable del mundo

Saudi Aramco, el mayor exportador de petróleo del mundo, ya no es la compañía más rentable. Después de un año en que la pandemia desplomó el precio de los combustibles fósiles, esa distinción ahora recae en Apple. Los fabricantes del iPhone embolsaron US$57.400 millones en 2020, mientras la petrolera tuvo una ganancia de US$ 49.000 millones. Las ganancias de Aramco cayeron 44% en 2020, un año que transformó la economía global, por un momento envió los precios del petróleo a cero y generó una caída en las emisiones mundiales de carbono.

Paralelamente, Apple siguió manteniendo altos márgenes de ganancia porque los consumidores confinados en sus hogares siguieron comprando iPhones, iPads y Macs. En realidad, la compañía marcó récords de ingresos en la temporada navideña entre octubre y diciembre 2020 Solamente en ese trimestre, la compañía tuvo una ganancia de US$ 22.800 millones.

Saudi Aramco sigue decidida a repartir los US$ 75.000 millones en dividendos que prometió a sus inversores a principios de año, aunque probablemente tenga que tomar deuda para hacerlo. .

Sin embargo, la petrolera podría recuperar este año la posición que acaba de perder. La demanda de petróleo comienza a recuperarse a medida que se difunde la aplicación de vacunas y las economías vuelven a algo parecido a la normalidad. Las expectativas de los analistas para los precios del petróleo han vuelto a los niveles pre pandémicos.

El gasto global en energías renovables se va acercando al gasto en gas y petróleo

Saudi Aramco se está ajustando el cinturón. El 21 de marzo reportó una caída de 44% en sus ganancias netas y anunció que gastará 10 millones menos este año. No es la única. ExxonMobil nunció un recorte similar en sus gastos para este año. A escala global las compañías extractoras de combustibles fósiles redujeron un tercio de sus inversiones en 2020. Mientras tanto el gasto en parques solares y eólicos está marcando nuevos récords y avanza rápidamente. En 2019, la inversión global en renovables fue casi 60% por debajo de la de petróleo y el gas. En 2021, la brecha proyectada es de apenas 22$.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades