Crece el e-commerce en Argentina

Según el relevamiento anual de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) y la consultora Prince & Cooke, el e-commerce creció 44% en el país, sumando 10 millones de usuarios en 2012.

Según los resultados del estudio que desde hace varios años publica la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) y que realiza la consultora Prince & Cooke, en 2012 el comercio electrónico alcanzó ventas por $ 16.700 ($15.300 en la modalidad B2C y bastante menos, $1.400 en C2C). En total se estima que el e-commerce en el país creció 44% sin tener en cuenta ajustes inflacionarios.

Los compradores online llegaron a representar 32,4 % de los usuarios de Internet, es decir, sumaron ya 10 millones de personas. El consumidor inteligente ha  crecido y hoy más de 72,2% consultan sus compras primero en la web y luego las efectúan en el mundo físico. Es decir, la presencia online no sirve solamente para promover ventas a través de ese canal sino que sirve para estimular el deseo que se concreta en los locales físicos.

¿Qué factores desencadenaron este crecimiento?

Por un lado, el crecimiento del número total de usuarios de Internet en el país que el año pasado llegó a 31,1 millones (un crecimiento exponencial si se tienen en cuenta cifras de hace diez años, en donde arañaban los 3 millones). La brecha digital ha disminuido y, al poseer las herramientas y el conocimiento adecuado, muchos se han acercado a las compras online por primera vez. El aumento en las conexiones de Internet también debe ser tenido en cuenta: de 130.000 conexiones en 2001 han crecido hasta 6,5 millones el año pasado. La banda ancha y los accesos públicos y semipublicos – la implementación por parte del Gobierno de la Ciudad, por un lado, y de bares y restaurantes, por el otro- han aportado al crecimiento.

Por otro lado, las empresas han entendido que una presencia en la web es fundamental para el negocio. Más de 31,8% de las Pyme realiza operaciones online, acercándose a las grandes empresas que han desarrollado este canal con anterioridad.

Todas estas cuestiones han calado hondo en el consumidor que siente más confianza y percibe un cumplimiento en la seguridad de las transacciones. Además, la satisfacción de las operaciones realizadas los lleva a reincidir en las compras.

Por último, están los descuentos y las cuotas. Los pagos con tarjeta han aumentado su participación y eso no tiene que ver solamente con la continuidad de las compras en cuotas sin o con bajos intereses o las promociones y descuentos solamente: los incrementos en la seguridad de los sitios de oferta y de la confianza de los usuarios por sus experiencias anteriores de satisfacción han repercutido. El incremento de la bancarización y de la cantidad de tarjetas de crédito en el mercado hizo esto posible. La aparición de las llamadas “cuponeras†o clubes y empresas de descuentos favorecieron, también, el ingreso de nuevos actores al comercio electrónico como los servicios (restaurantes, belleza).

“El comercio electrónico en Argentina sigue creciendo a tasas muy importantes alcanzando un crecimiento en pesos de 44% y ventas por $ 16.400 millones. El efecto total, directo e indirecto, de Internet en la actividad comercial del país es del orden de 7,4% del PBI nacional, además se calcula que entre personal directo empleado por las empresas de este sector para la actividad de venta online y el de los revendedores en línea, minoristas y actividades afines el empleo sectorial es de 120.000 personas, es decir, 1,1% de la población económicamente activa,†sentenció Patricia Jebsen, presidente de CACE.

Por Florencia Pulla

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades