Compras apalancadas: aún no muestran señales de frenar

La creciente iliquidez crediticia global, notoria en últimas seis semanas, inspira temores sobre la suerte de las compras apalancadas, sostén de Wall Street y otro mercados. Pero hasta ahora no ceden.

Entre mediados de 2006 y 2007, el volumen de esas transacciones casi se ha doblado. Al 24 de julio, una cota asaz arbitraria, sumaban US$ 184.000 millones, contra 98.000 millones doce meses antes, según estimaciones de la consultoría especializada Dealogic.

El 18 de junio a esa fecha, mientras tanto, se congelaron veinticinco préstamos respaldados con bonos. Es que, en igual lapso, se duplicaba el costo de créditos largos en Europa occidental. Por ejemplo, la cadena de cosmética Alliance Boots tiene problemas para obtener nueve millones de libras, necesarios para financiar su propia compra apalancada.

Sin embargo, el mercado accionarios y los fondos cerrados, motores de esa mecánica, todavía creen que las compras apalancadas tiene futuro- A punto tal que, días atrás en Amsterdam, los títulos de Laurus (supermercados) saltaron hasta 20% en un día, debido a rumores sobre una compra apalancada.

Ryerson Inc (servicios industriales) aceptó ser retirada de bolsa, requisito para un “buyout”. Desde el 30 de junio, una firma canadiense de telecomunicaciones, BCE, es objeto de la operación más grande en el sector. Por otra parte, cada vez más analistas creen que este segmento debe ir desinflando la burbuja que vive desde hace un año. Hay ya demasiadas deudas subscriptas para financiar estas transacciones.

Entre mediados de 2006 y 2007, el volumen de esas transacciones casi se ha doblado. Al 24 de julio, una cota asaz arbitraria, sumaban US$ 184.000 millones, contra 98.000 millones doce meses antes, según estimaciones de la consultoría especializada Dealogic.

El 18 de junio a esa fecha, mientras tanto, se congelaron veinticinco préstamos respaldados con bonos. Es que, en igual lapso, se duplicaba el costo de créditos largos en Europa occidental. Por ejemplo, la cadena de cosmética Alliance Boots tiene problemas para obtener nueve millones de libras, necesarios para financiar su propia compra apalancada.

Sin embargo, el mercado accionarios y los fondos cerrados, motores de esa mecánica, todavía creen que las compras apalancadas tiene futuro- A punto tal que, días atrás en Amsterdam, los títulos de Laurus (supermercados) saltaron hasta 20% en un día, debido a rumores sobre una compra apalancada.

Ryerson Inc (servicios industriales) aceptó ser retirada de bolsa, requisito para un “buyout”. Desde el 30 de junio, una firma canadiense de telecomunicaciones, BCE, es objeto de la operación más grande en el sector. Por otra parte, cada vez más analistas creen que este segmento debe ir desinflando la burbuja que vive desde hace un año. Hay ya demasiadas deudas subscriptas para financiar estas transacciones.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades