Claves de la semana, vistas por Banco Francés BBVA

En Estados Unidos, saldrán datos sobre la industria y lose servicios. Mostrarán menos actividad y empleo. Benjamin Bernanke, en su último testimonio ante el congreso, apuntaba a estos factores como señales antinflacionarias.

Por supuesto, recién el martes 8 se sabrá si la Reserva Federal eleva 25 puntos básicos la tasa referencial –a 5,5% anual- o no la toca, como insisten en Wall Street. El informe del banco anticipa un crecimiento en el empleo privado no agrícola de apenas 110.000 puestos. La tasa de desocupación se mantendrá en 4,6%.

Naturalmente, los mercados aguardan la reunión de la RF. El BF-BBVA da por descontado el ajuste de 0,25%, en lo cual diverge con los gurúes de Nueva York y con la bolsa local. Pero se verá cómo evalúa el comité monetario el agravamientos de tensiones geopolíticas, tras los hechos de Caná.

En Argentina, las menores importaciones colaboran con el objetivo de acumulación de reservas en el banco central. En el primer semestre, la balanza comercial acumuló un saldo positivo de US$ 5.935 millones, casi 8% superior al del mismo lapso de 2005.

Esta mejora no se debe tanto al dinamismo de las exportaciones, que en volumen aumentaron sólo 5%, contra 14% un año antes, sino al menor crecimiento de las importaciones. Lo volúmenes, que registraban +25% en la primera mitad de 2005, avanzaron apenas 12% en enero-junio.

Por supuesto, recién el martes 8 se sabrá si la Reserva Federal eleva 25 puntos básicos la tasa referencial –a 5,5% anual- o no la toca, como insisten en Wall Street. El informe del banco anticipa un crecimiento en el empleo privado no agrícola de apenas 110.000 puestos. La tasa de desocupación se mantendrá en 4,6%.

Naturalmente, los mercados aguardan la reunión de la RF. El BF-BBVA da por descontado el ajuste de 0,25%, en lo cual diverge con los gurúes de Nueva York y con la bolsa local. Pero se verá cómo evalúa el comité monetario el agravamientos de tensiones geopolíticas, tras los hechos de Caná.

En Argentina, las menores importaciones colaboran con el objetivo de acumulación de reservas en el banco central. En el primer semestre, la balanza comercial acumuló un saldo positivo de US$ 5.935 millones, casi 8% superior al del mismo lapso de 2005.

Esta mejora no se debe tanto al dinamismo de las exportaciones, que en volumen aumentaron sólo 5%, contra 14% un año antes, sino al menor crecimiento de las importaciones. Lo volúmenes, que registraban +25% en la primera mitad de 2005, avanzaron apenas 12% en enero-junio.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades