China mete presión en el mercado de la soja

Los exportadores líderes (Brasil, Estados Unidos y Argentina) la están vendiendo a un precio entre 25% (en promedio) por encima de los valores de abril/mayo y casi un 10% de los de agosto.

25 septiembre, 2020

En el mercado del maíz, gran competidor por la tierra con la oleaginosa, se verifica algo parecido, los precios actuales están 16% por encima de los de abril / mayo y también +10% respecto de los de agosto.

Todo indicaría –dice el último informe del IERAL de la Fundación Mediterránea- que esta escalada en los precios responde más a presión de demanda que a restricción de oferta y que se genera básicamente por una aceleración de las importaciones chinas en los últimos meses (sin desconocer que hay otros países del sudeste asiático, más chicos, que también están empujando).

En el caso de la soja, las importaciones del gigante promediaron 10,3 millones de toneladas mes en el trimestre junio-agosto, un flujo que es record histórico (y que anualizado asusta, lleva las compras a 123,6 millones de toneladas, como 2,3 cosechas argentinas).

El gran interrogante es la persistencia de esta voracidad del gigante (y por ende del nuevo nivel de precios). Desde otra perspectiva, la duda reside en los factores que están por detrás de la aceleración de las compras: cuánto de anticipación y/o acumulación de reservas y cuánto de expansión esperada en el consumo interno.

Si se atiene a las proyecciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, habría un mix. Por un lado, un crecimiento interesante del consumo interno en este y el próximo año y, por el otro, una acumulación de existencias finales, que se está dando en esta campaña pero que perdería intensidad el año entrante (los stocks finales bajarían de 3,0 a 2,8 meses de consumo equivalente).

Peor desempeño

Con la caída de 19,1 % del PIB en el segundo trimestre, la Argentina es el país de peor desempeño en la región en términos de nivel de actividad.

En el momento más profundo de la recesión, el segundo trimestre, el PIB se contrajo un 19,1% con respecto a igual periodo de un año atrás, con caídas del 30,1% en las importaciones y de 38,4% en la inversión.

Argentina fue el país de la región con peor desempeño en términos de nivel de actividad, seguido por Chile y Brasil, que registraron en el segundo trimestre una contracción de la economía de 14,1% y 11,4%, respectivamente.

En Uruguay la caída fue de 10,6% interanual y de 6,2 % (estimado) en Paraguay. Por sectores, se tiene que en la Argentina las Actividades agropecuarias y la Minería cayeron 10,7 % y 18,3 % interanual, mientras que en Brasil registraron un aumento de 1,2% y 6,8%, respectivamente. La brecha fue todavía mayor en el sector de la Construcción, que en la Argentina se derrumbó un 52,1 %, pero en Brasil lo hizo el 11,1%

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades