BNL: decisiones en Italia y situación en Argentina

Este lunes, quizás una asamblea de accionistas de la aseguradora Unipol dicte la suerte de Banca Nazionale del Lavoro allá y en Buenos Aires. Mientras, Banco Bilbao Vzcaya Argentaria apela a la Consob.

Ahora, parece que la oferta pública accionaria de Giovanni Consorte (virtual amo de Unipol) sobre BNL puede obligar a que la aseguradora cambie de rubro. Esto será planteado, el lunes, en una asamblea extraordinaria de accionistas, donde se esgrimirán leyes de 1978 y 1986.

Casi al mismo tiempo, BBVA exigirá ante la Commissione nazionale per società e borse que Unipol ofrezca más efectivo por BNL y se aclare la situación de la filial en Argentina. En realidad, ésta surgió tras una quiebra, la de Banco de Italia y Río de la Plata, nunca bien aclarada por las autoridades financieras del momento ni quienes controlaban ese paquete.

En el caso BNL italiana, el papel de Banca d’Italia (central) es, si se quiere, más turbio. Tanto que está a punto de acabar con su titular, Antonio Fazio, y la presente estructura –tal vez hasta el nombre – de la entidad. En lo atinente a la Consob, la presentación española la impulsará (en el curso de la inminente asamblea societaria de Unipol) a solicitar ulteriores explicaciones a Fazio y Consorte.

Por supuesto, el director ejecutivo de la aseguradora y los grandes accionistas que lo apoyan pueden optar por cambiar los objetivos de la firma y transformar Unipol en banco (con una división aseguradora). Pero eso tendrá un costo: el artículo 2437 del código civil italiano obliga a recomprar las acciones de quienes no deseen formar parte de la nueva sociedad, al precio promedio del último semestre, hoy superior al actual.

En Argentina, el panorama tampoco es claro, pues quienes querían comprar inicialmente la sucursal ni siquiera tienen mayoría en su propio paquete. En efecto, el management de Banco Hipotecario está en manos de la minoría. Pero eso pierde relevancia, porque la BNL italiana acaba de anular el compromiso (asumido en febrero) de vender la filial a BH.

La cuestión muestra dos aspectos. Primero, el estado (o sea el ministerio de Economía) se halla en conflicto con IRSA, la controlante ejecutiva. Segundo, la puja por BNL ha adquirido ribetes de escándalo en Italia, por las maniobras de Consorte y Fazio para desplazar la oferta de BBVA, mucho más seria. Los términos de la banca española, al retirar la propuesta, fueron duros y nadie los ha desmentido.

Este matete explica que, según algunos medios italianos, la venta de la filial argentina pueda haber sido bloqueada por el propio gobierno (o sea, el banco central). Al revés de la Consob, la Comisión nacional de valores local es simple espectadora y el mismo papel desempeña Martín Redrado, presidente del BC y, en otros tiempos, de la CNV.

A diferencia del caso BNL italiana, en Buenos Aires los nuevos interesados han aparecido “post facto”. Circula ya una lista donde figuran, entre otros, Comafi, Patagonia, Ciudad y Macro-Bansud. Un “lobby” de medios opera a favor del último o de IRSA.

Ahora, parece que la oferta pública accionaria de Giovanni Consorte (virtual amo de Unipol) sobre BNL puede obligar a que la aseguradora cambie de rubro. Esto será planteado, el lunes, en una asamblea extraordinaria de accionistas, donde se esgrimirán leyes de 1978 y 1986.

Casi al mismo tiempo, BBVA exigirá ante la Commissione nazionale per società e borse que Unipol ofrezca más efectivo por BNL y se aclare la situación de la filial en Argentina. En realidad, ésta surgió tras una quiebra, la de Banco de Italia y Río de la Plata, nunca bien aclarada por las autoridades financieras del momento ni quienes controlaban ese paquete.

En el caso BNL italiana, el papel de Banca d’Italia (central) es, si se quiere, más turbio. Tanto que está a punto de acabar con su titular, Antonio Fazio, y la presente estructura –tal vez hasta el nombre – de la entidad. En lo atinente a la Consob, la presentación española la impulsará (en el curso de la inminente asamblea societaria de Unipol) a solicitar ulteriores explicaciones a Fazio y Consorte.

Por supuesto, el director ejecutivo de la aseguradora y los grandes accionistas que lo apoyan pueden optar por cambiar los objetivos de la firma y transformar Unipol en banco (con una división aseguradora). Pero eso tendrá un costo: el artículo 2437 del código civil italiano obliga a recomprar las acciones de quienes no deseen formar parte de la nueva sociedad, al precio promedio del último semestre, hoy superior al actual.

En Argentina, el panorama tampoco es claro, pues quienes querían comprar inicialmente la sucursal ni siquiera tienen mayoría en su propio paquete. En efecto, el management de Banco Hipotecario está en manos de la minoría. Pero eso pierde relevancia, porque la BNL italiana acaba de anular el compromiso (asumido en febrero) de vender la filial a BH.

La cuestión muestra dos aspectos. Primero, el estado (o sea el ministerio de Economía) se halla en conflicto con IRSA, la controlante ejecutiva. Segundo, la puja por BNL ha adquirido ribetes de escándalo en Italia, por las maniobras de Consorte y Fazio para desplazar la oferta de BBVA, mucho más seria. Los términos de la banca española, al retirar la propuesta, fueron duros y nadie los ha desmentido.

Este matete explica que, según algunos medios italianos, la venta de la filial argentina pueda haber sido bloqueada por el propio gobierno (o sea, el banco central). Al revés de la Consob, la Comisión nacional de valores local es simple espectadora y el mismo papel desempeña Martín Redrado, presidente del BC y, en otros tiempos, de la CNV.

A diferencia del caso BNL italiana, en Buenos Aires los nuevos interesados han aparecido “post facto”. Circula ya una lista donde figuran, entre otros, Comafi, Patagonia, Ciudad y Macro-Bansud. Un “lobby” de medios opera a favor del último o de IRSA.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades