Bancos chicos y medianos, posibles candidatos a falencias

Mientras los precios de viviendas siguen licuándose y cunde la insolvencia hipotecaria, las autoridades se preparan para otra andanada. En este caso, docenas de bancos locales pueden caer en doce a dieciocho meses. IndyMac fue un mal signo.

Tras la ca&iacute;da de ese fuerte prestamista californiano, el viernes, Wall Street afrontaba dos preguntas claves: &iquest;cu&aacute;ntos bancos sucumbir&aacute;n? &iquest;cu&aacute;les ser&aacute;n los pr&oacute;ximos? Pero los optimistas insisten en que el sector corre mucho menor peligro que a fines de los 80 y principios de los 90, cuando cerraron m&aacute;s de mil instituciones cubiertas por la agencia del seguro federal a dep&oacute;sitos (Fdic en ingl&eacute;s). Eso sucedi&oacute; durante la crisis en el sistema de ahorro y pr&eacute;stamo para vivienda y cost&oacute; rescates por US$ 125.000 millones. Ahora, una crisis originada en malas hipotecas implica, hasta el 30 de junio, unos US$ 440.000 millones en depreciaciones y liquidaciones de activos.<br />
<br />
En esta fase de la crisis iniciada hace casi un a&ntilde;o, las dificultades crecen entre bancos locales. Seg&uacute;n estimaciones privadas, unos 150 de 7.500 bancos podr&iacute;an caer este semestre y los dos siguientes. Otros cerrar&aacute;n sucursales o se fusionar&aacute;n para sobrevivir.<br />
<br />
Todos intentan detectar las entidades al borde. As&iacute; se&ntilde;ala la consultor&iacute;a Ladenburg Thalmann, que difundi&oacute; este fin de semana su propia lista de bancos en apuros. Sus expertos se hacen una tercera pregunta: &iquest;c&oacute;mo afectar&aacute; esa fase de la crisis a la econom&iacute;a?<br />
<br />
Por cierto, muchos inversores est&aacute;n sobre ascuas desde que la Fdic intervino IndyMac, unas de las mayores firmas nacionales de ahorro y pr&eacute;stamo. Con activos por US$ 32.000 millones, esta ex divisi&oacute;n de Countrywide Financial &ndash;l&iacute;der en su segmento-, es la primera falencia en m&aacute;s de veinte a&ntilde;os.<br />
<br />
Por otra parte, mientras el gobierno de George W.Bush lidia con Fannie Mae y Freddie Mac, se espera una serie de balances trimestrales y semestrales, procedente de los principales conglomerados financieros de Estados Unidos. Sus n&uacute;meros pueden ser inquietantes. Si ir m&aacute;s lejos, el destino de Fannie y Fred es vital para bancos, cooperativas de cr&eacute;dito y compa&ntilde;&iacute;as de ahorro y pr&eacute;stamo. En conjunto, poseen US$ 1,3 billones en t&iacute;tulo emitidos por ambas hipotecarias paraestatales. Si estos gigantes entran en cese de pagos, los bancos deber&aacute;n reunir miles de millones adicionales.<br />
<br />
Los bancos y forma de valores grandes no tambalean &ndash;ya lo han hecho bastante-, pero algunos quiz&aacute; declaren nuevas depreciaciones contables de magnitud. Pero el tiempo se agota para prestamistas chicos y medianos. Hay uno hilo com&uacute;n a todos: el colapso inmobiliario. Por hoy, apenas seis entidades locales han zozobrado, inclusive IndyMac. En 1994, la Fdic calificaba de problem&aacute;ticos 575 bancos. En agosto de 2007, eran s&oacute;lo noventa, pero faltaba precisamente IndyMac.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades