Banca peruana: S&P rebaja calificación

La agencia indicó que la rebaja responde a la medida adoptada el miércoles, cuando redujo la calificación de riesgo soberano. Las entidades afectadas fueron el Banco Continental y el Banco de Crédito.

3 noviembre, 2000

(EFE).- La agencia estadounidense Standard & Poors (S&P) rebajó ayer (jueves 2) la calificación de riesgo de los bancos peruanos, Banco Continental y Banco de Crédito, como consecuencia de la revisión a la baja del riesgo-país de Perú.

Según un comunicado divulgado en Nueva York, la calificación de ambos bancos baja de BB a BB-.

La agencia indicó que la rebaja responde a la medida adoptada el miércoles, cuando redujo la calificación de riesgo soberano para la deuda de largo plazo de Perú denominada en moneda extranjera desde el nivel BB al BB-; la de la deuda a largo plazo en moneda local desde el nivel BBB- al BB+; y la de la deuda de corto plazo en moneda local desde A-3 a B y al nivel B para la deuda a corto plazo en moneda extranjera.

La empresa explicó el miércoles que “el regreso del director del Servicio Nacional de Inteligencia, Vladimiro Montecinos; los fallidos intentos para detenerlo; la renuncia del vicepresidente Francisco Tudela; y el levantamiento militar en Toquepala son los más visibles signos recientes de la crisis” política de Perú.

En su opinión, el país corre el riesgo de un vacío político y una elevada incertidumbre de cara a las elecciones previstas para el 8 de abril próximo aunque el presidente Alberto Fujimori “parece haber reafirmado su control sobre el ejercito”.

La agencia cree que bajarán las inversiones, los costos de financiación se mantendrán altos, las reformas económicas se frenarán y habrá un menor crecimiento económico el año próximo, que calcula en 3%.

S&P estima que el déficit del sector público será de 2,8% en el año 2000 y de 2,5% en el año 2001; lo que implica no cumplir con las metas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y sentar un mal precedente en el inicio de la aplicación de la ley de Prudencia y Transparencia Fiscal.

La calificadora de riesgo agregó que las perspectivas estables de la calificación de Perú se basan en la presunción de que la democracia en el país no será amenazada y de que se mantendrá el compromiso de cumplir con los acreedores oficiales.

“Las perspectivas también asumen que la siguiente Administración será capaz de fortalecer el poder judicial y el consejo electoral”, opinó S&P.

La agencia espera que cualquier retroceso en las políticas macroeconómicas, tanto antes como después de las elecciones, será limitado.

(EFE).- La agencia estadounidense Standard & Poors (S&P) rebajó ayer (jueves 2) la calificación de riesgo de los bancos peruanos, Banco Continental y Banco de Crédito, como consecuencia de la revisión a la baja del riesgo-país de Perú.

Según un comunicado divulgado en Nueva York, la calificación de ambos bancos baja de BB a BB-.

La agencia indicó que la rebaja responde a la medida adoptada el miércoles, cuando redujo la calificación de riesgo soberano para la deuda de largo plazo de Perú denominada en moneda extranjera desde el nivel BB al BB-; la de la deuda a largo plazo en moneda local desde el nivel BBB- al BB+; y la de la deuda de corto plazo en moneda local desde A-3 a B y al nivel B para la deuda a corto plazo en moneda extranjera.

La empresa explicó el miércoles que “el regreso del director del Servicio Nacional de Inteligencia, Vladimiro Montecinos; los fallidos intentos para detenerlo; la renuncia del vicepresidente Francisco Tudela; y el levantamiento militar en Toquepala son los más visibles signos recientes de la crisis” política de Perú.

En su opinión, el país corre el riesgo de un vacío político y una elevada incertidumbre de cara a las elecciones previstas para el 8 de abril próximo aunque el presidente Alberto Fujimori “parece haber reafirmado su control sobre el ejercito”.

La agencia cree que bajarán las inversiones, los costos de financiación se mantendrán altos, las reformas económicas se frenarán y habrá un menor crecimiento económico el año próximo, que calcula en 3%.

S&P estima que el déficit del sector público será de 2,8% en el año 2000 y de 2,5% en el año 2001; lo que implica no cumplir con las metas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y sentar un mal precedente en el inicio de la aplicación de la ley de Prudencia y Transparencia Fiscal.

La calificadora de riesgo agregó que las perspectivas estables de la calificación de Perú se basan en la presunción de que la democracia en el país no será amenazada y de que se mantendrá el compromiso de cumplir con los acreedores oficiales.

“Las perspectivas también asumen que la siguiente Administración será capaz de fortalecer el poder judicial y el consejo electoral”, opinó S&P.

La agencia espera que cualquier retroceso en las políticas macroeconómicas, tanto antes como después de las elecciones, será limitado.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades