Argentina; indicadores reales en el mercado

Tras repensarlo, Dominique Strauss-Kahn admite ahora que la inflación minorista en el área euro podría volver al mítico 2% en 2009. Aparte de no creerlo, algunos economistas sistémicos le restan relieve a ese objetivo.

<p>En virtud de esos c&aacute;lculos, basados en premisas del ortodoxo Banco Central Europeo, el FMI eleva de 1,2 a 1,25% anual las perspectivas de crecimiento para el producto bruto interno de la Eurozona en 2009. Parece un chiste.</p>
<p>Curiosamente, monetaristas como el comisario econ&oacute;mico de la Uni&oacute;n Europea (el espa&ntilde;ol Joaqu&iacute;n Almunia) y el luxemburgu&eacute;s Jean-Claude Junker (Eurogrupo) sosten&iacute;an en abril que el FMI exageraba el efecto de la doble crisis occidental.</p>
<p>Tambi&eacute;n llama la atenci&oacute;n que otros dos ortodoxos, el ingeniero Jean-Claude Trichet (BCE, cuya prognosis 2008 sube de 1,4 a 1,75%) y Henry Paulson (hacienda, Estados Unidos), admitan que las turbulencias distan de haberse agotado. El desplome de Wall Street -este lunes- les da razones.</p>
<p>A criterio de Paul Krugman, Jeffrey Sachs, George Soros y Mario Monti, todo lo anterior no pasa de un mero juego de n&uacute;meros con fines pol&iacute;ticos. Por cierto, ni 1,75% para este a&ntilde;o ni 1,25% para el pr&oacute;ximo trasuntan una serio crecimiento del PBI zonal. Tampoco queda claro qu&eacute; objetivos se definen para toda la Uni&oacute;n Europea (27 miembros), am&eacute;n de los quince que forman la Eurozona.</p>
<p><br />
</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades