Arabia Saudita reclama FF.CC. a Japón

Es lo que demanda para renovar por otros 40 años un contrato de explotación petrolera.

El gobierno japonés reiteró su oferta a financiar multimillonarios proyectos en Arabia Saudita a cambio de renovar otros 40 años los derechos de explotación petrolera que posee en los campos de Al Jafyi, pese al rechazo de los líderes árabes.

El ministro de Comercio Internacional e Industria (MITI), Takashi Fukaya, calificó la oferta como “la más generosa” y reafirmó que Tokio rechaza la petición de construir un ferrocarril de 1.500 kilómetros por no considerarlo rentable.

El ministro explicó al primer ministro Keizo Obuchi su visita a aquel país el pasado fin de semana y la negativa de los líderes árabes a renovar los derechos que desde 1958 ostenta el consorcio nipón Arabian Oil, con fuerte presencia gubernamental, que expirarán el 27 de febrero.

El ministro de Recursos Naturales y Petróleo, Ali Naimi, insistió el pasado fin de semana en la construcción del ferrocarril que costaría u$s 2.000 millones, y que forma parte de las peticiones que su país solicita a Tokio.

Japón se gastó en 1998 u$s 7.200 millones en importar crudo saudita. Los representantes del reino wahabí consideran esencial para la actividad industrial de su país el desarrollo de otras industrias, razón por la que han exigido el tren que uniría unos yacimientos de fosfatos y aluminio con la costa este del país.

Japón se ofreció a asesorar el proyecto, pero no a financiarlo ni a transferir la tecnología necesaria para impulsarlo, tal como le exigen.

Arabia Saudita es el primer productor mundial de crudo.

El gobierno japonés reiteró su oferta a financiar multimillonarios proyectos en Arabia Saudita a cambio de renovar otros 40 años los derechos de explotación petrolera que posee en los campos de Al Jafyi, pese al rechazo de los líderes árabes.

El ministro de Comercio Internacional e Industria (MITI), Takashi Fukaya, calificó la oferta como “la más generosa” y reafirmó que Tokio rechaza la petición de construir un ferrocarril de 1.500 kilómetros por no considerarlo rentable.

El ministro explicó al primer ministro Keizo Obuchi su visita a aquel país el pasado fin de semana y la negativa de los líderes árabes a renovar los derechos que desde 1958 ostenta el consorcio nipón Arabian Oil, con fuerte presencia gubernamental, que expirarán el 27 de febrero.

El ministro de Recursos Naturales y Petróleo, Ali Naimi, insistió el pasado fin de semana en la construcción del ferrocarril que costaría u$s 2.000 millones, y que forma parte de las peticiones que su país solicita a Tokio.

Japón se gastó en 1998 u$s 7.200 millones en importar crudo saudita. Los representantes del reino wahabí consideran esencial para la actividad industrial de su país el desarrollo de otras industrias, razón por la que han exigido el tren que uniría unos yacimientos de fosfatos y aluminio con la costa este del país.

Japón se ofreció a asesorar el proyecto, pero no a financiarlo ni a transferir la tecnología necesaria para impulsarlo, tal como le exigen.

Arabia Saudita es el primer productor mundial de crudo.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades