Al ritmo de Wall Street

Los bonos del Tesoro de Estados Unidos repuntaron y la bolsa porteña cayó el lunes 1,10%.

29 noviembre, 1999

(DyN)-La falta de incentivos propios llevó a la plaza local a seguir a su par neoyorquina presionada por un repunte de la tasa de los bonos del Tesoro.
De esta manera, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires descendió el lunes 1,10%. No obstante esa baja, el índice del Mercado de Valores (Merval) acumula un incremento de 1,97 % en noviembre y 27,72 % en lo que va del año.
Ante la falta de noticias domésticas, el mercado porteño acompañó al Dow Jones. “La bolsa de Nueva York bajó ante el fuerte repunte tasa de los títulos norteamericanos. Daría la impresión de que esa plaza acusó un efecto tardío por los indicadores macro anunciados la semana pasada”, explicó Andrés Azicri, head portfolio manager de Merchant Bankers Asociados (MBA).
Sin duda, la abrupta alza de los T-bonds le restó aires a los mercados. Pero las perspectivas futuras no son muy alentadoras. “Posiblemente, de acá a fin de año, la plaza doméstica se mostrará muy tranquila, con días positivos y negativos; pero sin muchas variantes o volatilidad”, señaló Carlos Arhancet del HSBC Banck. El volumen transado fue escaso. A la tradicional baja de los lunes, se sumó la apatía de los inversores externos. “Estos capitales se focalizaron hacia una plaza emergente no tradicional: el Nasdaq”, apuntó un agente de la city “.
En general, los operadores están más preocupados por la liquidez y los temas relacionados con la caja. Por ello, el motor bursátil son los inversores individuales o las negociaciones de arbitraje. El balance de la rueda acusó solo 13 alzas, lideradas por Celulosa de Argentina (19,78%). En el extremo opuesto se ubicaron 23 acciones. Las principales caídas fueron las de Comercial del Plata (4,32%) y Siderca (2,81%).

(DyN)-La falta de incentivos propios llevó a la plaza local a seguir a su par neoyorquina presionada por un repunte de la tasa de los bonos del Tesoro.
De esta manera, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires descendió el lunes 1,10%. No obstante esa baja, el índice del Mercado de Valores (Merval) acumula un incremento de 1,97 % en noviembre y 27,72 % en lo que va del año.
Ante la falta de noticias domésticas, el mercado porteño acompañó al Dow Jones. “La bolsa de Nueva York bajó ante el fuerte repunte tasa de los títulos norteamericanos. Daría la impresión de que esa plaza acusó un efecto tardío por los indicadores macro anunciados la semana pasada”, explicó Andrés Azicri, head portfolio manager de Merchant Bankers Asociados (MBA).
Sin duda, la abrupta alza de los T-bonds le restó aires a los mercados. Pero las perspectivas futuras no son muy alentadoras. “Posiblemente, de acá a fin de año, la plaza doméstica se mostrará muy tranquila, con días positivos y negativos; pero sin muchas variantes o volatilidad”, señaló Carlos Arhancet del HSBC Banck. El volumen transado fue escaso. A la tradicional baja de los lunes, se sumó la apatía de los inversores externos. “Estos capitales se focalizaron hacia una plaza emergente no tradicional: el Nasdaq”, apuntó un agente de la city “.
En general, los operadores están más preocupados por la liquidez y los temas relacionados con la caja. Por ello, el motor bursátil son los inversores individuales o las negociaciones de arbitraje. El balance de la rueda acusó solo 13 alzas, lideradas por Celulosa de Argentina (19,78%). En el extremo opuesto se ubicaron 23 acciones. Las principales caídas fueron las de Comercial del Plata (4,32%) y Siderca (2,81%).

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades