7 consejos para manejar finanzas personales

Tener ordenadas las cuentas es fundamental en la vida privada y muy especialmente cuando se ha montado un emprendimiento.

Si no tenemos las finanzas hogareñas en orden es muy probable que vivamos estresados. Es fundamental aprender a tenerlas bajo control, sobre todo porque esa misma será aplicable al emprendimiento comercial y podremos superar el caos del desorden. Aquí, siete formas de asegurar ese orden.

1. Informarnos. Debemos tomarnos el tiempo necesario para informarnos acerca de los diferentes aspectos de las finanzas personales. Esto puede significar leer libros, revistas, sitios o blogs de finanzas. Cuanto más sepamos de nuestras propias finanzas, más confianza tendremos en hacer planes a largo plazo.

2. Revisar regularmente nuestro crédito
Los estados de cuenta son un archivo de nuestro historial crediticio. Forman nuestro antecedente, lo que les dice a los financista si es peligroso o no prestarnos dinero. Es preciso cuidarlo, porque un buen crédito es la piedra fundamental para las finanzas personales y de la empresa. Es conveniente revisarlo al menos una vez al año para confirmar que esté en orden.

3. Confeccionar un presupuesto
Aunque parezca obvio, muchos emprendedores no tienen un presupuesto escrito como para vigilar ingresos y gastos. Hay en Internet sistemas que ayudan a vigilar las finanzas personales. Pero también sirve una simple hoja de Excel. Lo importante es registrar todo y después consultarlo y actualizarlo. La actualización ideal tiene una frecuencia semanal.

4. Automatizar las finanzas
La tecnología facilita esta tarea cada vez más. Lo ideal es buscar de automatizarla lo más posible, usar transferencias automáticas o pagar todas las cuentas por Internet. Eso evita, entre otras, cosas, el estrés que genera el olvidarse y tener que pagar con recargo.

5. Pagar deudas
Lo mejor es pagar todas las deudas lo antes posible. Llevemos una lista de todo lo que debemos (tarjetas de crédito, el auto, colegios, etcétera). Incluyamos el balance actual, el pago mínimo al mes y la tasa de interés. Después revisamos el presupuesto para ver cuánto dinero podemos añadir al pago de las deudas.

6. Tener un ‘colchón’
Tener un colchón de dinero es una parte esencial de las finanzas. Nos permite contar con dinero para pagar gastos no planeados o emergencias que puedan aparecer en el día a día. De lo contrario, aumentamos nuestra deuda.
Si tenemos un emprendimiento, es conveniente tener un colchón de seis a 12 meses de nuestros gastos fijos.

7. Invertir fuera del negocio
Es bueno no tener todos los huevos en la misma canasta. La diversificación es extremadamente importante ya que disminuirá el riesgo de inversión a largo plazo. A veces hace falta un asesor financiero para crear un portafolio de inversiones a largo plazo que incluya acciones o bonos que guarden relación con nuestras metas financieras.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades