Washi: papel convertido en tela

El centenario papel washi vuelve a aparecer como una fuente sustentable para prendas de vestir.

Yoshihiro Machida, por ser un corredor de largas distancias durante días enteros, estaba acostumbrado a tener sus pies ampollados y transpirados. Si cruzaba un arroyo o pisaba un charco quedaba con los pies mojados y fríos.

Pero hace unos 10 años, cuenta Michiyo Nakamoto en Nikkei Asia, Machida cambió sus zoquetes de siempre por un par de medias con cinco dedos hechas de washi, o sea el centenario papel japonés. “Al principio sentía los zoquetes rígidos y un poco incómodos. Parecía que caminaba sobre arena”, recuerda Machida. Pero no le salían ampollas, ni siquiera después de correr durante días enteros”.

Comparadas con sus tradicionales medias de correr, las de washi, hechas por la compañía japonesa ITOI LSR con la marca ITOITEX, eran más livianas y se secaban más rápido.

Con prendas hechas de washi, todo lo que hay que hacer es sacarlas y dejarlas durante algunas horas y, milagrosamente, “el olor desaparece”, dice Machida y añade que su ropa interior de washi también lo mantiene sin olor, aun después de una corrida de 30 horas en el húmedo y caluroso verano japonés. El washi, liviano y delgado pero fuerte, absorbente y durable comienza a atraer como alternativa sustentable y eco-amigable para fibras sintéticas y naturales. En Japón, la tela de washi se usa principalmente para productos del hogar, como mamparas separadoras de ambientes, pantallas para lámparas y paraguas.

Las prendas de vestir se llaman kamiko, que quiere decir ropa de papel, eran usadas por los samurai, mercaderes y monjes budistas durante siglos. Hasta el día de hoy los monjes del Templo Ytodaiji en Nara, la antigua capital imperial, usan túnicas de papel kamiko durante la ceremonia the Shuni-e que se celebra a principios de marzo, una tradición que se remonta 1.200 años atrás.

Pero no fue hasta hace 20 años que los avances en tecnología y la creciente demanda de prendas de vestir sustentables renovaron los esfuerzos por usar washi en la ropa cotidiana y en otros productos, explica Hiroshi Yamauchi, miembro del directorio de Oji Fiber, que hace hilados OJO+ washi. Ahora, los fabricantes de ropa de exterior y hasta las casas de moda vuelcan cada vez más su atención hacia el washi como un material sustentable y funcional para productos que van desde ropa interior y jeans hasta toallas y hasta zapatos.

Washi ha sido usado por el diseñador de moda japonés Issey Miyake y por la marca de alta moda italiana Tod’s, que usó washi de marca ITOITEX en 2018 en el interior de zapatos para conductores. Wildling, una marca alemana de zapatos, hace 100.000 pares de zapatos washi ITOITEX al año en su fábrica en Portugal. Underson Underson y SASAWASHI de Japón hace una variedad de productos washi, desde ropa interior y camisas hasta toallas y peluches.

Washi tiene una serie de características que lo hacen ideal, especialmente para productos que se usan en contacto con la piel humana, dice Daizo Kubota, director de ITOI LSR. En primer lugar, absorbe naturalmente, humedad, bacterias, olores y hasta rayos ultravioletas.

Como el carbón, que también proviene de árboles y plantas, el washi tiene poros diminutos donde viven millones de microbios. Hay datos que muewstran que esos microbios absorben humedad,   contaminantes, olores y otra materia del aire, pero el mecanismo que desata esa actividad es un misterio.

También se dice que el washi absorbe el doble de agua que el algodón y que libera rápidamente porque debido a sus diminutos poros. Es confortable a la piel porque minimiza la fricción que genera pelusa.

Por todas estas razones, como han comprobado muchos corredores, usar medias washi mantiene los pies relativamente limpios y sin transpirar, aun después de recorrer largas distancias.

Como deriva de árboles y plantas, es biodegradable, lo que lo convierte en un material atractivo en tiempos en que la sustentabilidad es fundamental para proteger el ambiente.

Por su complejo proceso de producción, durante mucho tiempo estuvo limitado al ámbito de las artesanías. Ahora, la industrailización es clave para hacerlo más accesible como fuente de material para prendas de vestir y otros productos para usar.

 

No es tan fuerte como el cuero ni tan suave como muchas telas sintéticas. La tela es durable y puede lavarse miles de veces, pero necesitad más fuerta para ser usada en zapatos. Por eso ITOI LSR entreteje poliester en los costados de los zapatos donde no tocan los pies.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades