Un robot cuya misión es matar el cáncer

Un nano-robot, del tamaño de un glóbulo blanco, puede remontar el torrente sanguíneo para depositar medicamentos en el tumor.

Se trata del resultado de una investigación en el Instituto Max Planc para Sistemas Inteligentes en Stuttgartk.

 

La misión del nano-robot es similar a la misión de un glóbulo blanco o leucocito y consiste en llevar, a través del torrente sanguíneo, medicamentos a los lugares del cuerpo donde los necesitan.

 

El experimento se hizo con un vaso sanguíneo simulado y un mini-robot que fue guiado por imanes a lo largo de su recorrido. Los resultados de esta investigación están publicados en la revista Science Robotics.

 

Los científicos imitaron el trabajo de los glóbulos blancos, que son la fuerza de trabajo del sistema inmune, porque son las únicas células móviles en el torrente sanguíneo.

Los leucocitos avanzan por las paredes de los vasos sanguíneos buscando lugares invadidos por agentes patógenos. Cuando advierten una alteración, salen del vaso sanguíneo y entran a los tejidos del interior del cuerpo para sanarlo.

 

El nanorobot tiene la misma misión: navegar pore los vasos sanguíneos y entrar en los tejidos para depositar medicamentos en el mismo lugar donde se los necesita. En el caso del tumor cancerígeno, evitaría el uso de la quimioterapia, que ataca no solo a los tejidos afectados sino también a los sanos.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades