Un microbio que podría explicar el origen de los virus

Un microbio antártico muy peculiar podría ofrecer la clave para resolver uno de los más grandes misterios de la evolución: el origen de los virus.

El microorganismo aloja un fragmento de ADN que podría crear una cápsula alrededor de sí mismo. Podría ayudar a resolver el misterio de cómo surgieron los virus.

Los virus no son como otras formas de vida. Podría hasta llegar a decirse que no son vivoss.s s Todos los demás seres vivientes están formados por células: o sea, bolsitas llenas de otras moléculas esenciales de vida. Las células son intrincadas máquinas que pueden alimentarse y reproducirse en forma independiente.

Los virus son algo mucho más simple. Por lo general un virus es un pequeño trozo de material genético encerrado en una cáscara llamada cápside. Por sí mismo, un virus puede hacer muy poco, pero si entra en una célula viva comienza a hacer copias de sí mismo. El virus suele dañar a la célula que lo aloja. Por ejemplo, el virus de inmunodeficiencia humana (HIV) ppuede provocar SIDA cuando infecta a una persona.

Los biólogos se preguntan desde hace décadas de dónde vienen los virus. ¿Son una forma más antigua y más simple de vida o son parásitos que surgieron después que evolucionaron las células?

Ricardo Caviccioli y sus colegas, de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia encontraron un microorganismo en los lagos de las islas Rauer, frente a las costas de la Antártida, que podría arrojar alguna luz sobre este tema. El organismo, que ellos llamaron Halorubrum lacusprofundi R1S1, is un tipo de organismo de una sola célula que parece una bacteria pero en realidad pertenece a una esfera de vida diferente.

El grupo sabía que los virus suelen tener un papel importante en los ecosistemas antárticos, por eso Susanne Erdmann, buscó virus dentro de las células del organismo. Encontró algo inesperado:un plásmido.

Los plásmidos son pequeños fragmentos de ADN, casi siempre circulares, que residen en las células vivas. No forman parte del genoma principal de la célula y se pueden replicar en forma independiente. A menudo el plásmido lleva un gen que es útil a la célula: por ejemplo,mse suelen encontrar en los plásmidos gener que son resistentes a los antibióticos.

El plásmido que encontró Erdmann, que el equipo llamó “pR1SE”, es fuera de lo común. Los genes que tiene le permiten hacer burbujas hechas de lípidos que lo encierran en una capa protectora.. encerrado en su burbuja protectora, pR1SE puede abandonar la célula que lo aloja para ir en busca de nuevas células donde alojarse.

O sea que pR1SE se comporta como un virus. Peor tiene genes que se encuentran soamente en los plásmidos. Es un plásmido con abributos de virus.

Escape de genes

Caviccioli sugiere que los virus podrían haberse desarrollado de plásmidos como pR1SE, adquiriendo genes de su anfitrión, los cuales les permitieron hacer una cáscara dura en lugar de blanda.

Esto coincide con pruebas actuales sobre el origen de lso virus. Existen tres ideas principales: o los virus se originaron antes que las céluas, o algunas células evolucionaron en formas más simples y se convirtieron en virus, o algunos genes se escaparon de las células y se convirtieron en virus.

La última hipótesis, la del escape es la que primó en los últimos años. Esta última evidencia implica que esos escapes comenzaron al principio de la historia. Los primeros virus pudieron haber escapado de algunas de las primeras células en la Tierra.

Material publicado en Nature Microbiology

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades