¿Qué hago? ¿Medito o me voy de vacaciones?

Parece que los efectos de una buena meditación con respecto a los niveles de estrés son más duraderos que los que proporciona alejarse de la rutina diaria e irse de vacaciones.

7 septiembre, 2016

Un grupo de investigadores estadounidenses realizaron un estudio que concluye que la meditación descansa más que las vacaciones tienen efectos más efímeros
.
La investigación fue hecha en forma conjunta por la Escuela de Medicina Icahn en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York, la Universidad de California en San Francisco y la Escuela de Medicina de Harvard (EE.UU.) para evaluar el impacto biológico de la meditación comparado con el de las vacaciones.

Descubrieron que las vacaciones producen un impacto fuerte e inmediato en las redes moleculares relacionadas con el estrés y las vías inmunológicas, además de mejoras a corto plazo en el bienestar. Todo eso, medido según sensaciones de vitalidad y angustia.

Un retiro de meditación, en aquellos que meditan de forma regular, se asoció con redes moleculares caracterizadas por actividad antiviral. La huella molecular de los meditadores a largo plazo era distinta a la de los no meditadores de vacaciones.

 

Los investigadores recogieron muestras de sangre, y encuestas de todos los participantes, inmediatamente antes y después de su estancia, así como encuestas un mes y diez meses más tarde.

Los resultados del estudio muestran que todos los grupos -meditadores novatos, meditadores experimentados y turistas- tuvieron cambios significativos en los patrones moleculares de la red después de la semana en el complejo, con una huella clara que distinguía la referencia de la biología post-vacacional.

Los cambios más notables en la actividad de los genes estaban relacionados con la respuesta al estrés y la función inmune.

Los investigadores evaluaron las medidas declaradas de bienestar. Aunque todos los grupos mostraron mejoras hasta un mes más tarde, los meditadores novatos tuvieron menos síntomas de depresión y menos estrés mucho más tiempo que los no meditadores.

Los efectos psicológicos parecen ser duraderos y se desconoce cuánto de este beneficio más duradero puede ser debido a la práctica continuada o a cambios duraderos en cómo ve la gente los acontecimientos de sus vidas.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades