Preocupa la propagación de una nueva cepa del virus

Aquí los datos que brinda David Kennedy, microbiólogo evolutivo y profesor adjunto de biología de la Universidad de Pennsylvania.

Una nueva variante del virus SARS-CoV-2 se propaga rápidamente por el Reino Unido con más de 1.400 casos desde septiembre. El SARS-CoV-2, el virus que causa Covid-19, generalmente acumula mutaciones con lentitud a lo largo del tiempo, pero esta nueva variante acumuló mutaciones rápidamente.

Si esta nueva versión del virus ha llegado para quedarse, como parece, ¿qué significa? ¿Reemplazará al virus original? ¿El contagio será mayor? Y lo más importante, ¿las actuales vacunas seguirán siendo efectivas?

¿Qué es la nueva cepa que apareció?

La nueva versión de SARS-CoV-2—llamada estirpe B.1.1.7—se está propagando por el Reino Unidos y posiblemente más allá. Las diferencias entre el viejo y nuevo virus incluye 23 mutaciones en el código genético del virus que han alterado cuatro proteínas virales.

Ocho de esas 23 mutaciones afectan la proteína de las puntas (recuérdese que el coronavirus recibe su nombre por su forma esférica cubierta de puntas). Esto es importante porque la proteína de las puntas son las que permiten al virus entrar en las células humanas y son el principal objetivo de nuestra respuesta inmune, tanto para combatir el virus durante la infección como para protegernos de la enfermedad luego de la vacunación con las vacunas Pfizer y Moderna.

Si los cambios en la proteína de las puntas ayudan al virus a entrar en las células humanas con mayor facilidad, entonces el virus podría ser transmitido con más facilidad de persona a persona. Esas mutaciones podrían también alterar la forma en que el sistema inmune del huésped combate el virus, potencialmente reduciendo la eficacia de las actuales vacunas.

¿Qué diferencias presenta esta nueva versión del SARS-CoV-2? Algunas muestras aisladas extraídas de pacientes sugieren que esta variante viene aumentando con relativa frecuencia desde hace tres meses. El aumento en frecuencia es preocupante porque sugiere — pero no demuestra – que el B.1.1.7 es más contagioso que el virus original. Algunos estudios estiman que el nuevo virus puede ser hasta 70% más contagioso que el viejo virus. Pero todavía es pronto para llegar a una conclusión definitiva.

Si se confirma el aumento de la contagiosidad, ella podría deberse a las mutaciones en la proteína de las puntas que abre la puerta para que el virus entre a las células humanas. Pero también podría deberse a otros cambios en el virus.

¿Es más peligroso? Y en ese caso ¿por qué?

Si la nueva versión, demuestra ser más transmisible que el viejo virus, será más peligrosa porque enfermará a más personas. No obstante, dice Kennedy , todavía no hay buena evidencia de que haya alguna diferencia entre la gravedad de la enfermedad causada por el nuevo virus. Dicho esto, con tan pocos casos conocidos, podría ser pronto para afirmar nada.

¿Las vacunas de Pfizer y Moderna seguirán siendo efectivas contra la nueva cepa?

Las dos funcionan entrenando a nuestros sistemas inmunológicos a reconocer una versión específica de la proteína de la punta viral. La versión de la proteína de las puntas usada por las vacunas fue diseñada para combinar con la del viejo virus, no la del virus B.1.1.7 . Esto quiere decir que las vacunas podrían tener menos eficacia de la esperada si el nuevo virus se difunde ampliamente.

El desajusta virus-vacuna es un desafío permanente para los científicos encargados de desarrollar la vacuna anual contra la gripe. Pero incluso con un desajuste, la vacuna contra la gripe reduce la posibilidad y la gravedad de la enfermedad.

El tema entonces no es si las vacunas serán menos efectivas sino cuánta efectividad van a tener. La gravedad del desajuste importa, pero la única manera de determinar su impacto en este caso es mediante el estudio científico y, hasta ahora, no se han recolectado datos. O sea que este demasiado pronto para decir si la nueva variante va a influir en la eficacia general de las vacunas Pfizer y Moderna.

Pero la aparición de esta nueva cepa hace que sea todavía más importante que la gente se vacune lo antes posible.

Si la nueva versión es más transmisible, o si la vacuna es menos eficaz por el desajuste virus-vacuna, habrá que inmunizar a más personas para lograr la inmunidad de manada y controlar la enfermedad.

Ahora hay pruebas de que la proteína de las puntas del SARS-CoV-2 puede cambiar profundamente en poco tiempo, y por eso es importante controlar el virus para impedirle que evoluciones más y debilite completamente los esfuerzos de vacunación.

 

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades