La identidad nacional en el color del pasaporte

Los países son completamente libres de elegir el color de sus pasaportes como la demuestra la fantástica variedad de diseños y colores. Por lo demás, la International Civil Aviation Organization fija los estándares para  los documentos de viaje.

11 octubre, 2016

Hrant Boghossian, vicepresidente del Arton Group, que maneja Passport Index, la base de datos interactiva de pasaporte4s, el matiz de los pasaportes de todos los países deriva de cuatro colores principales: rojo, verde, azul o negro. No hay un sistema de categorización estricta por país, pero los colores no son totalmente arbitrarios.

Los colores básicos son esos cuatro, pero la variación de matices es enorme. Factores geográficos, políticos y hasta religiosos entran en juego cuando un país elige un color para sus pasaportes.

“No hay nada que estipule el color de la tapa”, confirma Anthony Philbin de la International Civil Aviation Organization, que emite los estándares para el tamaño del documento, el formato y la tecnología.

Entonces, ¿qué se puede inferir  por el color del documento internacional? Boghossian dice que es cuestión de identidad nacional.

Pasaportes rojos

Los pasaportes de color bordó son usados por miembros de la Unión europea (menos Croacia) y los países interesados en ser incluidos, como Turquía, cambiaron el color de los suyos para estar a tono. De modo que el color del pasaporte es una especie de ejercicio de “branding”. La Comunidad Andina  de Colombia, Bolivia, Ecuador y Perú (que en un tiempo aspiraron a integrar la Unión Europea) también tienen pasaportes color bordó. El pasaporte suizo hace juego con la bandera del país: rojo básico de fondo con una cruz blanca.

 

Pasaportes azules

Los países caribeños, o del Caricom, usan el azul, un color que es común en el Nuevo Mundo. Todos los países que integran el Mercosur, Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela, tienen pasaportes azules exceptuando Venezuela  que lo tiene rojo del momento cuando integraba la Comunidad Andina.

El pasaporte de Estados Unidos, sin embargo, sólo se pasó al azul en 1976 para hacer juego con el color de la bandera nacional. ¿Y antes de 1976? Según Boghossian, parece que los primeros documentos internacionales de Estados Unidos eran rojos; en los años 30 eran verdes, luego bordó y negros en los 70.

Pasaportes verdes

La mayoría de los estados islámicos usan pasaportes verdes por la importancia que tiene ese color en su religión. También usan variaciones de verde  los Estados de Ãfrica Occidental, que incluyen Nigeria y Senegal.

Pasaportes negros

Aquí hay más variedad geográfica. Nueva Zelanda, Australia, Irak, Alemania, Japón, Trinidad y Tobago, Chile tienen pasaporte negro. En general, los colores oscuros (azul oscuro o rojo oscuro) muestran menos la suciedad y tienen más aspecto oficial.

“Los gobiernos del mundo tienen la liberta de elegir color y diseño”, dice Boghossian. “Lamentablemente muy pocos han entendido la importancia de este documento sobre la identidad de marca del país”. Uno de esos pocos es Noruega, que hace poco reveló el diseño ganador para el pasaporte nacional personalidad y sus características. El ultramoderno modelo, aprobado a finales de 2014, fue elegido por un concurso convocado por la Policía Nacional de Noruega y que ganó el estudio Neue de Oslo. El documento muestra en sus páginas versiones escuetas y de colores claros de los paisajes naturales del país. Bajo la luz ultravioleta, los mismos paisajes se tiñen de tonos que emulan los de la aurora boreal. El país lo usará para definir su personalidad y sus características.

 

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades