Encuentran una obra de Klimt que se creía perdida

Despareció de una galería de arte en 1997 y la encontraron dentro de una pared de la misma galería.    

Se ha confirmado que una pintura que se halló escondida en las paredes de una galería de arte italiana en el mes de diciembre es el “Retrato de una dama” de Gustav Klimt, que fuera robado de la galería hace casi 23 años.

La autenticación de la pintura anunciada el viernes resolvió un prolongado misterio en el mundo del arte, adónde había ido a parar la obra desaparecida. Sin embargo, quedan varias preguntas sin responder: quién se la llevó y si alguna vez había salido de la propiedad del museo.

Uno de los jardineros de la Galería de Arte Ricci Oddi en la ciudad de Piacenza que estaba podando la hiedra notó una pequeña puertita en una pared exterior y la abrió. Dentro de ese espacio encontró una bolsa plástica que contenía una pintura que resultó ser la obra maestra desaparecida.

“Retrato de una dama” muestra a una mujer joven mirando por encima de su hombro con un fondo verde seco. Klimt la terminó en 1917 un año antes de morir. La Galería ricci Oddi la compró en 1925 y la reportó perdida en febrero de 1997.

Desde el descubrimiento del jardinero el 10 de diciembre la tela está guardada en una bóveda de la filial local del banco central de Italia mientras los expertos usan rayos infrarrojos y otras técnicas no invasivas para determinar si es el cuadro original.

La pintura está en excelentes condiciones. Uno de los pocos signos de daño es un raspón cerca del borde de la tela que podría ser el resultado del esfuerzo por retirar la tela de su marco. Los expertos que realizaron el trabajo de verificación encontraron muestras convincentes en el trabajo de colegas hace más de 20 años.

Una alumna de secundario que preparaba su graduación en 1996 encontró un notable parecido entre el cuadro que desaparecería un año después y otro anterior de Klimt de una mujer en la misma postura y mirada pero con sombrero y bufanda, accesorios que el artista no incluyó en el “retrato de una dama”.

Intrigados por la observación de la estudiante, quien luego se convirtió en investigadora de arte, los expertos de entonces examinaron la obra de arte en la colección de la galería de Piacenza y descubrieron que Klimt la había pintado encima del retrato anterior de una mujer. Los que estudiaron el trabajo en estas últimas semanas usando rayos X vieron el retrato anterior.

Se cuadro se confirmó oficialmente perdido el 22 de febrero de 1997 pero podría haber sido sustraído unos días antes durante la preparación de la exhibición.

¿Quién lo robó? La policía busca trazas de material orgánico en la tela recuperada en la esperanza de que aporten pistas.

Las preguntas por responder son quién lo sustrajo y por qué. Anne-Marie O’Connor, autora de un libro sobre las peripecias del Retrato de Adele-Bloch Bauer”, de Klimt, tiene una teoría. Antes de los años 90 a Klimt se lo consideraba un pintor austríaco, pero en ese momento su estatura creció. Cuando desapareció el retrato de una dama el valor de las pinturas del artista estaba por las nubes. Pero la resonancia del robo en los diarios fue tan grande que debe haber sido muy difícil venderlo a un comprador privado, ni siquiera en el mercado gris.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades