El futuro de la tierra es urbano

 Para 2050, se calcula de 70% d la población mundial vivirá en ciudades.

Ante los fenomenales desafíos  de polución, energía y basura, los gobiernos de algunas ciudades comienzan a buscar soluciones insospechadas. Estocolmo, por ejemplo, está usando el calor que emana de los centros de datos para calefaccionar viviendas. 

 

Las ciudades no están equipadas para hacer frente a más población y más polución. la buena noticia es que ya comienzan a combatir los desafíos con soluciones innovadoras y muchas veces sorprendentes. 

 

Forest City en China

 

La polución es un factor serio en la mayoría de los grandes centros urbanos de china.  por eso el país está recurriendo a las ´últimas tecnologías desarrolladas para mejorar la calidad del aire.  Un ejemplo es Forest City, que se propone no tener más de 30.000 habitantes y cerca de un millón de plantas.  El plan es que la ciudad absorba 10.000 toneladas de dióxido de carbono, 57 toneladas de elementos contaminantes y produzca 900 toneladas de oxígeno por año. El experimento, si sale bien, significará que la ciudad  “se come” el smog. 

 

 

Estocolmo: centro de datos que calefaccionan

 

 

Los centros de datos usan mucha energía. En todo el mundo representan 3% del total de la electricidad consumida, gran parte de la cual  se usa en alimentar los ventiladores que enfrían los servidores que generan una cantidad impresionante de calor. 

 

Ese calor tiene que ir a alguna parte y Suecia quiere enviarlo hacia los hogares. Están trabajando con una empresas proveedora de servicios de calefacción y un operador de redes para desarrollar una iniciativa que les ayude a reciclar el calor generado. 

 

Un edificio revolucionario en Rotterdam

 

El nombre oficial de este edificio holandés es Windwheel y actualmente se los publicita como el ícono sustentable y futuro faro de el puerto más grande de Europa. Parece salido de la ciencia ficción. 

 

 

Cuando esté terminado incluirá departamentos, oficinas y un hotel además de negocios y una especie de rueda del mundo futurista. El arquitecto responsable,  Duzan Doepel dijo que la rueda holandesa se propone rivalizar con el Ojo de Londres, que atrae a millones de personas al año. 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades