El calentamiento global muestra los dientes

2015, 2016 y 2017, los años más cálidos desde 1880.

Un grupo de científicos de la NASA acaba de anunciar que 2017 fue el segundo año más cálido (el primero fue 2016) que registró el planeta de todos los registrados desde comenzó la medición en 1880.

Por su parte, el análisis anual que hace la National Oceanic and Atmospheric Administration, que también estudia año a año el clima global, lo colocó en el tercer puesto, algo menos calurosos que 2016 y 2015.

 

La razón por la cual 2017 fue tan cálido es especialmente importante porque, a diferencia de 2016, 2017 no tuvo El Niño. Esa corriente es un patrón atmosférico en el océano Pacífico que calienta la temperatura de las aguas de los mares. En 2016, 12º de la temperatura media de ese año se debieron a El Niño. En 2017, en cambio, ninguna anomalía pudo atribuirse a esa fuente natural de calor. De modo que incluso en un año sin El Niño las temperaturas registraron calores récord.

A pesar de que 2018 se proyecta como un año en que será visitado por La Niña – un fenómeno que es lo opuesto de El Niño, pues baja las temperaturas promedio—la NASA predice un año que igualmente se ubicará entre los más cálidos del planeta.

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades