Coronavirus: carrera contra el tiempo para encontrar una vacuna

Es una historia conocida: nuevo virus mortal, miles de personas infectadas, no hay cura, no hay vacuna.

Solamente en los últimos cinco años el mundo vivió las epidemias del Ébola, Zika, otro coronavirus llamado Mers y ahora este virus llamado simplemente 2019-nCoV. Ya infectó a miles de personas y mató a más de 100.

 

Pero a diferencia de muchas otras epidemias, donde el desarrollo de vacunas para proteger a la gente llevó años, las investigaciones para dar con una vacuna que detenga esta enfermedad comenzó a horas de que identificara el virus.

 

Las autoridades chinas dieron a conocer el código genético con mucha celeridad. Esa información ayuda a los científicos a determinar de dónde probablemente provenga el virus para encontrar una vacuna, cómo podría mutar a medida que se propaga y cómo proteger a la gente.

 

Con los grandes avances tecnológicos y el compromiso de gobiernos de todo el mundo para financiar la investigación en enfermedades nuevas, la acción se inició temprano.

 

En el laboratorio Inovio de San Diego los científicos están usando un tipo relativamente nuevo de tecnología de ADN para desarrollar una posible vacuna. Actualmente se la llama iNO-4800 y proyectan iniciar las pruebas en humanos a mediados de año. Si las primeras pruebas en humanos tienen éxito, dice Inovio, seguirán pruebas mayores e idealmente estará disponible la vacuna para finales de año.

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades