¿Cómo serán los viajeros en 2030?

La tecnología avanza a toda velocidad, el mundo corre con ella. Es posible que en 15 años más, en el 2030, casi no existan personas ajenas a la tecnología. ¿Cómo serán los viajeros del futuro? Por Iñigo Gargía-Aranda.

Solamente las personas en condiciones de pobreza extrema carecerán de conectividad, con Wi-Fi convirtiéndose en algo omnipresente. Esta conectividad se convertirá en una forma de vida que a algunos les gustará y de la que otros tratarán de escapar.

En cuanto a la recolección de datos, cada vez existirán más grupos que van desde salud, tendencias y relojes inteligentes para que la tecnología pueda decodificar reacciones tácitas sobre películas, debates políticos o video llamadas. Las tecnologías de escaneo neural ya dan una idea de la fisiología del sentimiento. Las informaciones biométricas podrán ser aprovechadas por muchas industrias, incluyendo las aerolíneas.

Y es que en la industria de viajes las necesidades de los usuarios varían constantemente y es por eso que las empresas deben estar siempre al día para entregarles lo que necesitan.

Pero ¿cómo serán los viajeros del futuro, supongamos por ejemplo, en 15 años más? ¿Cuáles serán sus prioridades? ¿Qué requerirán con más urgencia? El estudio “Las tribus de viajeros en 2030: Entendiendo al viajero del mañana” encargado por Amadeus a The Future Foundation, intenta develar cómo será el panorama considerando el crecimiento de la población de adultos mayores y la mayor accesibilidad de viajes al extranjero, lo que a su vez requerirá conocer muy bien a los segmentos de viajeros y sus conductas.

Es así como el estudio de Amadeus identifica a los seis grupos o tribus de viajeros que existirán en 2030:

  • Los buscadores de Capital Social: Son aquellos que estructurarán sus vacaciones casi exclusivamente con el público online en mente, creen fuertemente en las recomendaciones de los usuarios para validar sus decisiones. Un nuevo mercado se abrirá basado en el “Klout-boosting breaks”, repleto de momentos conscientemente amigables.

• Los Puristas Culturales: Son las personas que verán la planificación de las vacaciones como una oportunidad de inmersión en una cultura exótica, incluso de manera incómoda, donde el placer de las vacaciones depende de la autenticidad de la experiencia.

• Los Viajeros Éticos: Se trata de aquellos que basarán sus planes de viajes en factores morales, por ejemplo, disminuyendo su emisión de carbono, mejorando la vida de los otros. Muchas veces improvisarán, agregarán algún elemento de voluntariado, desarrollo comunitario o actividad ecosustentable durante sus vacaciones.

• Los Buscadores de Simplicidad: Son aquellas personas que prefieren las ofertas en paquete, evitando administrar muchos detalles del viaje. Las vacaciones para esta tribu representan un raro momento en la vida para cuidar de sí mismos con garantía de seguridad y diversión.

• Los Participantes por Obligación: Se trata de viajeros orientados por un propósito específico de viaje, sea por negocios u ocio y, por lo tanto, tienen restricciones de tiempo y presupuesto. Buscarán tecnología basada en algoritmos inteligentes capaces de eliminar cualquier tipo de malestar en los viajes.

• Los Cazadores de Recompensa: Son aquellos que están solamente interesados en viajes recompensadores. Muchos quieren algo que represente una extraordinaria recompensa o que ofrezca una experiencia premium, un retorno sobre la alta inversión en tiempo y energía en su vida profesional.

En el año 2030 el uso de la tecnología para comprender a las nuevas “tribus de viajeros” será vital para todos los proveedores, compradores y vendedores de viajes en los próximos años, a fin de garantizar que las decisiones de inversiones correctas se hagan ahora para ayudar a facilitar y atender la demanda de la industria para una personalización más grande que nunca, en toda la cadena de viaje.

 

Nuestra investigación muestra no sólo que el tipo de experiencia exigido por los viajeros en 2030 será diferente  a la actual, sino que el modo como los viajeros compran y se involucran con la industria también está próxima a cambiar. A lo largo de los siguientes 15 años, el deseo de compartir experiencias de viaje será intenso y, así, el impacto de compartir las tendencias de compra e inspiración va a crecer. Como los consumidores en los mercados desarrollados abordan una era post material, en primer lugar, esperamos un foco mucho mayor en la experiencia y, en segundo lugar, ética, tanto ambiental como social, para influenciar significativamente los comportamientos y las opciones de viajes de las personas.

Iñigo Garcia – Aranda, director general comercial para la Región Sur de Latinoamérica

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades