Cifras poco alentadoras en el mercado laboral

En 2021 se registran 800 mil desocupados más que en 2011, pese a que desde entonces casi 2,5 millones de personas han pasado a la categoría de inactivas.

 

 

En 2021 se registran 800 mil desocupados más que en 2011, pese a que desde entonces casi 2,5 millones de personas han pasado a la categoría de inactivas. En la última década lo único que se expandió fue el empleo público (alrededor de 600 mil puestos adicionales).

También el cuentapropismo (+1,5 millones), ya que se han destruido 136 mil empleos asalariados formales y 425 mil informales en los últimos 10 años.

Al mismo tiempo que se deterioraba la calidad del empleo, aumentaba en forma notable la cantidad de programas de ayuda social, caso de la Asignación Universal por Hijo y la Asignación Universal por Embarazo (AUH y AUE), que alcanzan actualmente a 4,4 millones de beneficiarios.

Un fenómeno análogo se dio en el plano previsional, haciendo que para 2016 los beneficiarios de moratorias superaran a quienes habían hecho los aportes exigidos por la ley. En 2020, el universo de beneficiarios con moratoria alcanzó a 3,6 millones de personas, mientras que los jubilados y pensionados sin moratoria sumaron 3,2 millones

Para morigerar el aumento en el gasto previsional, la anterior administración creó la Pensión para el Adulto Mayor (PUAM), que comenzó a regir en 2016. A diferencia de los beneficios de la moratoria, la PUAM representa el 80% de un haber mínimo, se otorga a mujeres y varones de 65 años y no puede transferirse o trasladarse al cónyuge luego de que fallece la persona beneficiaria. Además, exige condiciones más estrictas para el acceso al beneficio, comparado con las tradicionales moratorias.

Sin embargo, en los últimos días se conocieron los detalles de una nueva moratoria (“Programa de Reconocimiento de Aportes por Tareas de Cuidado”), destinada a mujeres que, en edad de jubilarse, no cuentan con los aportes suficientes para hacerlo. Se estima que 155 mil personas podrían acceder de manera inmediata, pero en lugar de canalizar el beneficio a través del PUAM, se ha decidido recurrir nuevamente al reconocimiento de beneficios contributivos, que dejan equiparadas a las personas que aportaron los 30 años que exige la ley con quienes no lo hicieron o lo hicieron sólo parcialmente.

Se puede evaluar el ahorro fiscal que habría significado un sistema como el PUAM en lugar de las moratorias generalizadas aplicadas desde 2005. El fisco hubiera ahorrado un promedio anual de 122.887 millones entre 2006 y 2020, o 0,45% del PIB de 2020. El ahorro acumulado en 15 años ascendería al equivalente a 6,8% del PIB de 2020. Esto porque la PUAM representa un 80% del haber previsional mínimo, pero sin considerar el exceso de gasto incurrido por el acceso a las moratorias por parte de personas de ingresos medios y altos

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades